Diputados de Argentina consideran una amenaza a su país el control de USA de la hidrovía Paraná-Paraguay

La Cámara de Diputados del Chaco argentino aprobó por unanimidad la declaración N° 1630/2022 que expresa preocupación por el control financiero, político y militar de Estados Unidos de América sobre el tramo paraguayo de la hidrovía Paraná-Paraguay. Sostiene que esto «amenaza directamente a los intereses económicos de nuestro país por la implicancia del control del territorio y de los capitales que la elaboración de un Plan Maestro para la navegabilidad del Río Paraguay pueda significar para la región».

Inicialmente el proyecto fue presentado por el diputado, Hugo Sager, el 13 de setiembre último y luego el 14 fue aprobado por unanimidad por la Cámara de Diputados del Chaco argentino.

La Cámara Baja de la provincia resaltó que «el interés geopolítico por la hidrovía y la triple frontera por parte de las autoridades estadounidenses pone en peligro estrategias de comunicación, económicas y políticas del país y la región con el resto del mundo».

Los legisladores argentinos fundamentaron que tomaron conocimiento de la reunión que se realizó en Asunción, de la Cámara de Comercio Paraguayo-Americana, donde se acordó y alentó la inversión financiera de los Estados Unidos en la hidrovía, y se espera, además, una fuerte presencia militar norteamericana en la zona.

Destacan información de los medios de comunicación que señalan que el ingreso de capitales americanos estarán asociados al Grupo Zapag y que también se habla de «algún atajo legal» para que milites de Estados Unidos se involucren en la seguridad de la hidrovía.

Agregan como fundamento de la declaración que «la familia Zapag es dueña de la principal distribuidora de combustibles de Paraguay con una red de 360 estaciones de servicio y tiene una importante flota de barcazas que circulan por la hidrovía. Y afirman que el interés geopolítico por la hidrovía y la triple frontera está asociado a una serie de negocios a la zona.

Los diputados destacan que el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Julio César Arriola, participó de la reunión en la Cámara de Comercio Paraguayo-Americana donde comprometió «todo el apoyo institucional que se requiera en la elaboración, diseño y ejecución de un Plan Maestro para la navegabilidad del río Paraguay que ofrezca propuestas de intervenciones económicas viables, ambientalmente aceptables y técnicamente sólidas».

En los fundamentos, los diputados recuerdan que para los Estados Unidos, la presencia de China es un problema y por eso Washington tiene previsto instalar una base militar en la triple frontera para garantizarse el control del flujo comercial, pero especialmente evitar la llegada del gigante asiático».

El proyectista, diputado Hugo Sager, afirmó que los argentinos «no podemos ser indiferentes ante la posible militarización y los cambios en las reglas de juego por parte de Paraguay, uno de los socios de la hidrovía. Estamos invitando a una superpotencia a establecer enclaves militares permanentes en la región».