Porqué es tan polémica la Ley de incentivo del transporte eléctrico?

El pasado 8 de julio el presidente Mario Abdo Benítez vetó totalmente la Ley de Promoción e incentivo del Transporte eléctrico. Esta mañana en sesión del Senado rechazó el veto del Ejecutivo con lo que el documento ahora pasa a Diputados. Pero, qué tiene de controvertido esta Ley que está moviendo a varios sectores de interés?

El ministro de Industria y Comercio (MIC) Luis Castiglioni, al argumentar el veto presidencial había señalado que proyecto de ley no estaba alineada con la política del Gobierno de fabricar autopartes y automóviles en el país y que en agosto presentarían un nuevo proyecto, que contemple también el desarrollo de la industria automotriz eléctrica en el país.

El ejecutivo no presentó tal nuevo proyecto, pero sí en agosto, el ministro Castiglioni, anunció que en cooperación con autoridades de la Agencia de Promoción de Inversiones Comerciales de Corea (Kotra) acordaron con el Instituto de Investigación de Hyundai implementar un Plan Maestro con el cual se podrá avanzar en el desarrollo del sector automotriz eléctrico en Paraguay.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

En la sesión de hoy 30 legisladores votaron por el rechazo. La senadora del PDP, Desiré Masi y el colorado Ramón Retamozo, votaron a favor del veto del Ejecutivo. Según Masi los que votaron a favor del rechazo buscan favorecer a empresas extranjeras.

El proyecto aprobado por el Congreso contempla eximir de pago de IVA y aranceles aduaneros a la importación y comercialización de vehículos eléctricos e híbridos, sus repuestos y el equipamiento necesario para instalar estaciones de carga. Además, proyecta otorgar una exoneración de patentes del 100% en el primer año a un piso del 20% a partir del quinto año.

OTRAS MEDIDAS

  • creación de un fondo de promoción al transporte eléctrico con el 10% de lo recaudado del impuesto selectivo al consumo de combustibles fósiles.
  • la obligación de instalar dos centros de carga en cualquier ciudad con más de 60 mil habitantes y estacionamientos públicos y privados reservados para vehículos eléctricos.
  • el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), gobernaciones y municipios deberán dirigir el 20% de sus presupuestos en obras viales pensadas para transporte eléctrico de cargas y de pasajeros, con mención específica de trenes, trolebuses, ferrovías, tranvías y metros.

El proyecto vuelve a Diputados, pero lo que se puede apreciar es que hay muchos intereses en juego, donde convergen el aspecto impositivo, con objeciones de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), los importadores de vehículos con combustibles fósiles, la incipiente industria automotriz local, además de aspectos de adecuación de la infraestructura para la implementación de este tipo de sistema de transporte.

Paraguay contando con tres hidroeléctricas sigue dependiendo casi netamente de combustibles fósiles para el transporte de cargas y pasajeros.