Salud pone a disposición vacunas contra la hepatitis B

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), recuerda que tiene en stock vacunas contra la hepatitis B para ser incluido en el esquema de vacunación de niños y niñas. Son tres dosis a ser aplicadas y hablan de una eficacia del 95% en la prevención de cuadros crónicos de la enfermedad renal.

Por medio del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) informaron que se encuentran disponibles en los vacunatorios de todo el país, dosis suficientes de vacunas contra la Hepatitis B para que los padres o encargados puedan acercarse y completar el esquema de su niño/a.

Con su aplicación se busca reducir casos de Hepatitis B, una infección hepática potencialmente mortal causada por el virus de la Hepatitis B (VHB), el cual representa un importante problema de salud a escala mundial, pues del 15 al 25% de las personas infectadas fallecen de cirrosis o cáncer de hígado.

El mal se transmite más comúnmente de madre a hijo durante el parto, a través del contacto con la sangre y hemoderivados. Otra forma de contagio es a través de contacto sexual con una pareja infectada y a través de accidentes cortopunzantes con jeringas contaminadas y tatuajes.

En la mayoría de las personas, la hepatitis B no presenta síntomas inmediatamente después de infectarse. Algunas presentan cuadros agudos que duran varias semanas con coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia), orina oscura, cansancio extremo, náuseas, vómitos y dolor abdominal. La hepatitis aguda puede dar lugar a una insuficiencia hepática aguda que es potencialmente mortal.

Lo importante es prevenir

Existen vacunas mono componentes contra la Hepatitis B y vacunas combinadas que también protegen contra esta enfermedad como la pentavalente y la hexavalente. Se recomienda que la primera dosis de la vacuna sea administrada idealmente dentro de las primeras 24 horas después del nacimiento.

El objetivo primario del MSPyBS con la vacunación, es prevenir la infección crónica, sus secuelas y el objetivo secundario es evitar la infección aguda. Un esquema completo de tres dosis posee una eficacia del 95% en la prevención del desarrollo de la infección crónica, según explican.

Foto: MSPyBS