Primeros vehículos probaron el Puente de la Integración

A poco tiempo de su finalización, la Itaipú Binacional procedió a probar la resistencia del nuevo Puente de la Integración entre Paraguay y Brasil. Esto se da apenas luego de terminar de terminar de instalar las losetas y hormigonado de las juntas.

Aunque aún no ha terminado la obra, la Itaipú Binacional procedió esta semana a probar el tráfico de vehículos sobre la pasarela internacional a fin de realizar mediciones en la circulación sobre la calzada.

Como era de esperar, en esta prueba participaron vehículos, maquinarias y equipos de la empresa contratista a fin de evaluar su estado previo a la habilitación del puente de la Integración que se realizará próximamente.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Hasta aquí solamente restaría algunas terminaciones en la megaestructura que une las ciudades de Presidente Franco (Paraguay) y Foz de Yguazú (Brasil).

Sobre el punto, el asesor especial de la Dirección de Coordinación de la Binacional, Pánfilo Benítez, detalló que faltaría aún lo concerniente al sistema lumínico, la colocación de las barreras tipo New Jersey, barandas antisuicidio y señalizaciones, entre otros.

El puente se encuentra a menos de dos meses de su finalización, la palada inicial fue en el año 2019 y hoy se erige fuera de los planos para mejorar la conectividad entre Paraguay y Brasil. Claro, indirectamente con Argentina ya que la estructura se encuentra también cerca del puente Tancredo Neves que une Brasil y Argentina.

Del lado paraguayo, la pasarela atirantada conectará con el Corredor Metropolitano del Este y de ahí, a la ruta PY-02 con dirección a Asunción y a la nueva Ruta de la Exportación, con dirección al sur del país.

Luego de 57 años de habilitare el puente de la Amistad, esta pasarela ayudará a descomprimir el tráfico vehicular en el centro de Ciudad del Este. Así, la eterna espera de camiones llegará a su fin.

Además, ayudará a Presidente Franco a desarrollar un nuevo polo en la zona de influencia y de esa forma, mejorar la calidad de vida de muchas familias altoparanaenses.