Ex presidente Lenin Moreno deberá presentarse cada mes en embajada ecuatoriana de Asunción

En el marco de una causa abierta por presunta corrupción, un juez ecuatoriano ordenó que el expresidente de Ecuador, Lenin Moreno se presente en los primeros días del mes en la embajada de ese país en Asunción como medida alternativa a la prisión que fuera en principio solicitado por la Fiscalía de su país. Adicionalmente sí deberá viajar a Quito cada cuatro meses para proseguir su caso en la Justicia de Ecuador.

El juez Mauricio Espinosa negó la solicitud de la Fiscalía, que había pedido la prisión preventiva por haber incumplido otras medidas alternativas aplicadas el pasado 5 de marzo y que incluía la presentación periódica de Moreno ante la Corte Nacional de Justicia en Quito. Por el contrario, impuso que este se presente del 1 al 10 de cada mes a la embajada de Ecuador en Paraguay para firmar presencia.

Posterior a la audiencia para la revisión de medidas, la Fiscalía informó de que el juez Espinosa dispuso, además, que Lenín Moreno y su esposa Rocío, se presenten ante la autoridad dentro de los 10 primeros días de cada mes en la sede diplomática del Ecuador en Asunción, Paraguay. No obstante la misma institución aclaró que esta disposición no se encuentra prevista en la ley.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Viajar cada cuatro meses a Ecuador

Además se dispuso que los imputados tengan que presentarse cada cuatro meses ante la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia, en Ecuador. Esto debido a que Moreno, que es comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para Asuntos de Discapacidad y, aunque no negó someterse a la investigación en su país, él dijo que los frecuentes desplazamientos fuera de Asunción podrían afectarle en su condición de discapacidad por lo tanto se creyó prudente entregarle este tiempo para viajar a su país a continuar con su caso.

El ex mandatario del país trasandino está salpicado en una trama de corrupción conocida como el caso Sinohydro, que gira en torno a presuntos sobornos recibidos por la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la más grande de su país.

Son 37 los acusados de cohecho en este caso donde la Fiscalía estima que la empresa estatal china Sinohydro pagó en torno a 76 millones de dólares en supuestos sobornos.