«El gran ejemplo a imitar de Corea es su apuesta a la educación»

Foto: Ilustración
Paraguay and South Korea flag together realtions textile cloth fabric texture

El historial de relaciones entre Paraguay y la República de Corea (Corea del Sur) es el vivo ejemplo de hermandad, solidaridad y apoyo mutuo entre dos países fraternos. Además de la importante ola migratoria de coreanos que vieron en nuestro país una tierra de oportunidades para asentarse y rehacer sus vidas luego de una cruenta guerra, el país asiático siempre supo retribuir las históricas muestras de gratitud con una fuerte apuesta en la cooperación que incluye áreas claves del desarrollo como la agricultura, la infraestructura, la salud y la educación.

Es precisamente en este último punto donde se hace visible el apoyo que la cooperación coreana brinda al Paraguay. Ya son varias las generaciones de estudiantes y profesionales que fueron a capacitarse al «otro lado del mundo» gracias a las becas otorgadas por el gobierno de una de las economías más pujantes y dinámicas del planeta.

La Asociación de Ex Becarios de Corea del Sur (APABECO), aglutina desde comienzos del nuevo milenio a los paraguayos que se atrevieron a soñar y dar el salto de acceder a ser formados en uno de los sistemas educativos mejor valorados a nivel global. En esta entrevista recojemos las valoraciones de Liliana Macoritto, presidenta de la organización.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp
Liliana Macoritto, presidenta de la APABECO

_ ¿Cuándo se fundó la asociación y qué herramientas dan para la gente que está interesada en estudiar y en formarse en Corea del Sur?

La Asociación empezó en el año 2000. Es importante aclarar que como organización no damos becas. Somos la asociación de ex becarios, por ende aglutinamos a todos los ex becarios de Corea. Los que dan las becas son la Cooperación Coreana, que es la KOICA, la embajada (de Corea) también. Nosotros proveemos información acerca de cómo se puede acceder a las mismas, cuáles son los mecanismos, inclusive los proyectos que se presentan de cooperación también tratamos de encaminar, orientamos en cuanto a las bases y condiciones, la época de llamados, las diferentes opciones. Las becas se eligen en Corea, no en Paraguay. La convocatoria es realizada por la agencia de cooperación y la embajada, posteriormente la Secretaría Técnica de Planificación (STP) recibe los documentos, envía al ente que está llamando y si están con todos los documentos tal cual se solicita se eligen en Corea. Como verás es un proceso muy minucioso.

_ Estamos viendo con mucha curiosidad la influencia que está teniendo cada vez más la cultura de Corea en los jóvenes, sobre todo a través del KPOP y las series que son muy vistas a nivel mundial

Tengo que confesar que antes de ir a Corea tenía un desconocimiento acerca de la cultura de ese país. No obstante hay un antes y un después en mi vida luego de conocer. Yo aconsejo a la gente a que vea cada vez que hay convocatorias a Corea y se presenten. Te va a cambiar como profesional y como persona, lo que podes aprender allá es tan extraordinaria que probablemente no vas a encontrar en otro lugar del mundo y realmente vale la pena. Muchas veces hay una falta de promoción. Justamente nosotros estamos empezando en noviembre y nuestra idea como comisión directiva y nuestro interés es extender el conocimiento sobre las posibilidades de estudiar y además de conocer la cultura de un país tan rico en ese aspecto. Establecer un poco más ese nexo entre la cooperación, la embajada y los estudiantes. Tener la posibilidad de ir allá, no cualquiera la tiene. Uno vuelve absolutamente renovado de Corea, no solo en lo profesional sino que adquiere otra mirada del mundo actual.

_ En el caso tuyo: ¿Qué aprendiste y qué cosas podrías llevar a la práctica acá en Paraguay?

Soy ingeniera en ecología. Mi curso consistió en medio ambiente y planificación urbana. Desde que vine hice muchísimas cosas, en ese entonces estaba trabajando en la Municipalidad de Asunción, en el área de aguas trataba de aplicar los conceptos de planificación que aprendí allá. Todo lo que aprendí intento volcar acá. Hay cuestiones que se implementaron allá que podrían resultar como un sistema único de recolección de residuos donde se separa lo que es reciclable y lo que no. Cada empresa multinacional se encarga de su propio proceso de reciclaje, es más, la propia legislación de allá le obliga a cada empresa a encargarse de su proceso de reciclaje. Todas las grandes empresas como Samsung, LG o Hyundai se encargan de sus residuos. Sigo teniendo esperanzas de que alguna vez el estado paraguayo implemente este tipo de políticas públicas acá. Me considero una agradecida al Paraguay por haberme dado la oportunidad de formarme allá y a Corea por haberme pagado absolutamente todo, en ese entendimiento de la gratitud considero que debo colaborar en el ámbito que sea, un pequeño grano de arena suma.

_ ¿Algún mensaje que quieras dejar a los que están interesados en formarse en Corea?

Que se animen, que se presenten, que tengan un buen nivel de inglés y que no se bajoneen si no les sale a la primera, que sigan el sueño que es la única forma en la que van a alcanzar. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las becas son para personas que están trabajando de alguna u otra forma en la función pública, pero en algunas ocasiones tienen oportunidad personas que trabajan en el sector privado pero en menor escala, porque hay que entender que la cooperación es entre gobiernos. Por eso insisto con el compromiso que tenemos, quienes gracias a los estados tuvimos esa oportunidad de ir a formarnos. Si te fuiste gracias a un ente del Estado, tenés la obligación moral de aportar con tu conocimiento de manera gratuita al desarrollo del país. Como asociación considero extremadamente importante fortalecer a los ex becarios, buscar la forma de crear un maletín de ex becarios. Muchas veces el Estado no sabe qué haces ni que te fuiste a hacer allá, tenemos que aportar al país para construir el país en el que queremos vivir, tal vez pasen cien años para ver los cambios sustanciales pero tenemos que apuntalar ese proceso por lo menos quienes tuvimos esa oportunidad. Tenemos como objetivo formar un grupo de ex becarios y acercarnos a los distintos estamentos y decirles señores ustedes cuentan con esta gente capacitada, sepan ustedes que cuentan con ese capital humano. Muchas veces se mal utilizan a las personas capacitadas, simplemente no se les hace caso por no tener contacto político. Con esto no quiero satanizar la actividad política, la respeto. Solo espero que seamos escuchados y tenidos en cuenta en la toma de decisiones a la hora de llevar a cabo proyectos de importancia para el desarrollo del país. Tenemos mucha gente capacitada en el país y no se les utiliza.

_Una pena que tanto talento esté desperdiciado…

Me provoca mucho dolor ver a verdaderos genios en instituciones públicas sentados en una esquina sin funciones por no tener justamente un respaldo político. Muchos están en las sombras y no les dejan hacer nada. Si somos patriotas tenemos que hacer patria y poner a las personas verdaderamente capacitadas en los puestos clave. A eso tenemos que apuntar, no simplemente a querer ocupar un puesto por una buena remuneración. Si tuviste la oportunidad de trabajar para el Estado de tu país, y además el mismo te ayuda en tu formación arremangate y trabaja por tu país. Igualmente no pierdo las esperanzas, claro que podemos cambiar la realidad que nos toca. Agarremos la lista de ex becarios, empecemos a hablar con cada uno de ellos, ver qué pueden aportar y dónde pueden hacerlo y les presentamos al presidente de la República y a los ministros. Prefiero tener esperanzas a entrar a la desazón de que nunca va a cambiar nada. También le insto a los jóvenes a que no tengan miedo de meterse en política, muchas veces nos quejamos, pero con nuestra indiferencia permitimos que gente que no está capacitada tome los puestos que nos deberían pertenecer. Nuestro país alguna vez tiene que cambiar.

También charlamos con Patricia Doldán, vicepresidenta de la Asociación de ex Becarios, quien contó su rica experiencia en el país asiático a modo de corolario de esta entrevista:

Patricia Doldán
Patricia Doldán

«Corea del Sur tiene una historia de éxito, es una referencia mundial de rápido desarrollo económico, y si bien no existe un consenso con relación a la fórmula exacta, existen varios elementos que hicieron posible que llegue a ese estado, a mi me gustaría resaltar la apuesta que hicieron la apuesta que hicieron a su capital humano, invirtiendo en educación estratégica, valorando de esa manera la importancia que tiene su gente para el desarrollo del país, quienes son los que finalmente liderarían el proceso de transición de su país. A los jóvenes que están interesados en estudiar en Corea yo les diría que aprovechen todas las oportunidades de becas existentes y que se animen a tomar esta ruta del conocimiento que sin duda alguna les hará crecer personal y profesionalmente. Se van a enriquecer con el contacto con otra cultura y aprenderán acerca de la realidad de todo el mundo a través de las personas que conozcan en ese camino. En Corea del Sur van a experimentar una educación de calidad en universidades con muchísimo prestigio académico. Este país tiene universidades que se encuentran entre las mejores 50 del mundo, también van a experimentar un sistema de transporte público eficiente y limpio. La seguridad ciudadana es otro aspecto a resaltar que van a notar durante su experiencia además de la tecnología de vanguardia que se encuentra presenta en la actividad cotidiana de los ciudadanos. Van a disfrutar de una gastronomía sumanente variada en elementos nutritivos y de sabores exóticos al paladar occidental. Corea es también un país con majestuosas maravillas naturales y bellos paisajes donde se conjugan el mar y las montañas con una cuidada vegetación, lo cual es ejemplo de desarrollo sustentable. Los sitios históricos están muy bien preservados y son accesibles para todo aquel que quiera conocer y empaparse de una cultura milenaria y que tiene una riqueza invaluable, conectarse con la historia coreana es una experiencia que les recomiendo. Finalmente van a regresar con más herramientas para hacer frente a los desafíos que tiene nuestro país, con capacidades únicas con las que se van a distinguir en distintos espacios. Van a venir mucho más preparados para contribuir con el Paraguay, algo que es sumamente necesario».