Volatilidad en mercados agrícolas ante expectativa por estimaciones e informes

Tras la escalada de precios del lunes se tuvo una ronda de bajas, con sustancial merma para el trigo. A la habitual toma de ganancias de los fondos especuladores luego de los picos de precios se sumaron como fundamentos del comportamiento del mercado la posibilidad de que Rusia libere las cuotas de exportación de trigo y un reposicionamiento de los inversores a la espera de la estimación de oferta y demanda mundial que dará el USDA este miércoles.

Prácticamente todo lo que el trigo subió el lunes lo perdió de nuevo en la ronda del martes, con una merma del 4% diario, cotizando al cierre en 331 US$/ton, pasando así de su escala máxima a la tercera menor cotización del mes. Una de las razones para esa brusca baja va asociada al anuncio de una posible suspensión por parte de Rusia de las cuotas de exportación de trigo, considerando su cosecha récord en esta campaña, lo cual más allá de ser una posibilidad cierta podría ser solo una treta de propaganda del régimen ruso ante una previsible imposición de nuevas sanciones económicas tras los bombardeos actuales a ciudades de Ucrania.

Otros fundamentos para la volatilidad actual del comercio agrícola serían las recurrentes informaciones de recesión mundial y la toma de ganancias de los fondos especuladores tras la fuerte suba de precio del trigo del lunes, hasta valores no registrados desde junio, y a la espera de los nuevos datos sobre producción y demanda mundial que difundirá este miércoles el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Similar tendencia de precio tuvo el maíz, que cedió casi 1% de su valor previo, cerrando a 272,8 US$/ton para diciembre. Para el comercio de este rubro agrícola se deben tomar en cuenta otras situaciones referenciales, como el mayor avance en la cosecha americana y la perspectiva de campaña récord de granos en Brasil, junto con una menor demanda de China y la recesión global.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

En esta jornada se tuvo leve incremento en la cotización del grano de soja, que cerró a 505,7 US$/ton para noviembre, alcanzando su segunda mayor escala del mes, mientras que los subproductos de la oleaginosa cotizaron a la baja, en torno al 1% para el aceite y con una ínfima merma para la harina.

El arroz logró un ínfimo ajuste, cerrando a 369 US$/ton, manteniéndose en una franja de mínimos valores del mes por cuarta ronda consecutiva, tras su marca tope del miércoles pasado.

La canola volvió a la pizarra con una merma de valor del 1% respecto al cierre del viernes, pasando a su cotización más baja en lo que va de octubre.

En la Bolsa de Nueva York las variaciones de precios agrícolas fueron positivas. Hubo una suba del 0,7% diario para el algodón, que cerró en 88,86 centavos de dólar por libra para el plazo diciembre, mejorando así su máxima cotización en octubre. Igual variación porcentual diaria tuvo el azúcar, que alcanzó también una nueva marca de precio máximo para lo que va de octubre.

Por Oscar Julio Centurión