Por un estrecho túnel se ingresó a la bóveda de cambistas

La Policía Nacional encontró en la mañana del martes, la entrada del túnel que comunicaba a la bóveda de la de la Asociación de Trabajadores Cambistas de Ciudad del Este. A través del estrecho pasadizo, los mentores del atraco pudieron ingresar todo tipo de elementos de excavación y sus correspondiente logística.

Luego de las tareas realizadas por el equipo de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE), quienes habían enviado especialistas para desactivar algunos explosivos encontrados en el interior del túnel, pudieron continuar con la inspección que tenía como fin encontrar la salida del paso subterráneo que comunicaba a una casa de venta de ropas deportivas que estaba ubicada a 200 metros al Norte del lugar asaltado.

Dentro del túnel encontraron diferentes elementos que serán inspeccionados por el equipo especializado, para encontrar indicios que apunten a la banda que perpetró el millonario robo. Llama la atención la minuciosa paciencia que tuvieron los delincuentes, ya que es una considerable distancia que los “topos”, tuvieron que trabajar para hacerse paso, incluso cruzando la ruta PY-02 para que a ciegas, puedan desembarcar en el punto exacto donde querían llegar.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Entre los elementos que encontraron, se encontró una generadora de oxígeno, baterías, elementos que se presume era para estabilizar el agujero, entre otros elementos logísticos que usaban para la intercomunicación dentro del espacio reducido.

Al parecer la paciencia fue el primer elemento que tuvieron todo este tiempo, teniendo en cuenta el botín que se esperaba, así como tampoco escatimaron en gastos logísticos para llegar al objetivo.

Según mencionó el comisario César Silguero, jefe de Investigaciones de la Policía Nacional, el local que se dedicaba a la venta de ropas deportivas y fue el punto contrario del túnel que llevaba a la bóveda, fue alquilado hace un año a una pareja de brasileños que ahora también están siendo investigados. En el punto de salida funcionaba un circuito cerrado que será también estudiado.