Adolescente indígena abatido fue reclutado por el EPP a los 13 años

El adolescente indígena abatido durante el enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y la banda criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el Norte, tenía 17 años y fue reclutado por el EPP a los 13 años. La identidad del mismo fue comprobada por la Fiscalía y la Policía en la Morgue Judicial de Asunción, con la ayuda de su padre, el líder indígena, Saturnino Gauto. Se trata de Edison Gauto Alegre. Luego del enfrentamiento sólo se sabía su alias Simón, pero no su identidad real. Gauto es de la comunidad Yvy Poñy, de Canindeyú.

La fiscala Teresa Alvarez dio el informe al respecto. Gauto (el padre de Edison) llegó a la Morgue de Asunción este martes 25, con funcionarios del Instituto Paraguayo del Indígena.

Sin embargo, científicamente aún no se logró la identificación. Por ahora se tiene la versión del cacique, que asegura que el abatido fue su hijo. El médico forense, Pablo Lemir (foto del Ministerio Público), dijo que se tomó muestras de sangre para el estudio de AND, con lo cual se podrá obtener la identidad científicamente comprobada. Para el efecto, se pedirá la colaboración de los familiares. El cuerpo presenta dos disparos de arma de fuego desde larga distancia, uno en la parte del lúmbar y otro en la parte del cráneo, informó Lemir.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Por otra parte, En la Morgue Judicial también se hizo el estudio de los cuerpos de los dos indígenas asesinados durante el enfrentamiento, que fueron muertos por el EPP, según informes de la FTC y de los propios indígenas.

Uno de los indígenas asesinados fue Alcídes Romero, de 50 años y el otro, Rodrígo Gómez González, de 23 años. El que quedó herido y fue rescatado por la FTC, es Leonardo Gómez Riquelme, de 42 años. Los dos asesinados recibieron golpes en la cabeza y en el cráneo, antes de recibir los disparos que acabaron con ellos. Tenían lesiones contusas, heridas de bala y golpes en la cabeza, insistió el médico forense.

Agregó que los dos indígenas fueron asesinados con balas de escopeta, con disparos de distancia intermedia y de arriba hacia abajo. Ahora falta el estudio acabado de la escena del crimen para confirmar la posición de los criminales y de los abatidos, indicó.

El enfrentamiento se había producido en Yasuka Venda, Cerro Guasu, departamento de Amambay, territorio de los Pai Tavytera. Allí murió acribillado el principal líder del EPP, Osvaldo Villalba, su compañero, Luciano Argüello y el indígena, Edison Gauto, de 17 años, que era más conocido como Simón. Los tres fueron del EPP.

El médico forense, Pablo Lemir, informó que en el cuerpo de Osvaldo se encontró 16 orificios de entrada de proyectiles y 4 orificios de salida. Informó también que Luciano Argüello recibió tres impactos de proyectiles.

Con la muerte del principal líder del EPP, Osvaldo Villalba, el sucesor de éste sería Manuel Cristaldo Mieres, según presume la fiscal general del Estado, Sandra Quiñoñez, porque Mieres es el que queda entre ellos como el más preparado para la organización.