Una mujer intentó “exportar” cráneos a la Argentina

En un control de rutina de las autoridades argentinas apostadas en el puente San Ignacio de Loyola, que comunica Clorinda con José Falcón, una mujer venezolana fue detenida con cuatro cráneos humanos que intentaba llevar a la República Argentina desde Paraguay.

El escáner argentino ubicado en la aduana de Formosa, detectó un equipaje cargado con llamativas formas, lo que movilizó a las autoridades para hacer una revisión manual del contenido. La sorpresa llegó cuando encontraron un total de cuatro cráneos humanos completos.

Los inspectores dieron con la dueña del bulto, quien intentó justificar que quería llegar hasta Buenos Aires para enviar las calaveras a los Estados Unidos para que en ese país realicen algunos estudios científicos.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

En la entrevista, la mujer que contaba con DNI argentino, no supo justificar el origen de las partes humanas pero sí que eran perfectos por su morfología y anatomía para el interés médico y antropológico, por lo que las autoridades desconfiaron de que se trataba de un caso de tráfico ilegal.

También se manejan la hipótesis por parte de las autoridades, de que los restos estarían ligados a algún culto oscuro, atendiendo a que estamos en el mes de Halloween o a su vez este lote sea parte de una red de coleccionistas que estarían interesados en tener este tipo de calaveras.

En Argentina, este tipo de tráfico no tiene penas establecidas en la justicia, aunque sí se encuadran a una infracción al código aduanero.

En Paraguay es muy poco controlado el tema, a menudo se denuncian casos de profanaciones de tumbas en los cementerios, por parte de personas que buscan lucrar con estudiantes de medicina comúnmente sin mucho seguimiento de la justicia, por lo que es aprovechado por delincuentes que ingresan a los campo santos para llevar partes óseas para su posterior venta.