Director de Itaipu dice que negociación sobre tarifa de electricidad se cerrará con Lula

«Quiero dejar bien en claro, ITAIPU no tiene tarifa para el año 2023. Se está discutiendo a nivel técnico. La tarifa se establecerá negociada y consensuada”, afirmó Manuel María Cáceres, vía Twitter este viernes. Al explicar las razones del retraso, señaló: «Estamos con una administración del Gobierno brasileño de salida y hay que seguir las negociaciones con el gobierno entrante. La tarifa, reitero, no está definida aún, estaremos comunicando cuando hay un acuerdo”, agregó.

Mientras tanto, el gobierno de Bolsonaro resolvió bajar, a partir del 2023, la tarifa de venta de energía, en el orden del 38,9%. Es decir, de USD. 18,95 /KWmes actuales, bajará a USD. 12,67/KWmes. Con dicha medida, se permitirá reducir en ese porcentaje el precio de la energía eléctrica para el consumidor brasileño, según el Ministerio de Energía de Brasil.

El gobierno de Bolsonaro tomó una decisión política, independientemente de la tarifa que será consensuada para el 2023. Una decisión como ésta no podrá hacer Paraguay porque este país usa el dinero de la electricidad para financiar infraestructura, entre otros temas, mientras Brasil usa sus fondos de Itaipú para financiar el consumo de electricidad.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Por eso, Paraguay prefiere mantener el precio alto y Brasil ya está en condiciones de bajar. Además, Itaipu pagará sus deudas el próximo año y, entonces, Brasil tendrá margen para reducir el costo de electricidad, mientras Paraguay prefiere cobrar alto porque tiene que financiar infraestructura, entre otras cosas.

Brasil eligió a su nuevo gobernante, Luiz Inácio «Lula» Da Silva, el pasado 30 de octubre. Lula asumirá el gobierno el 1° de enero de 2023. Ahora, el director de Itaipú, Manuel María Cáceres dice que las negociaciones sobre la tarifa de la Itaipú se cerrarán con Lula.

Fuentes de la Cancillería revelaron que la decisión de Brasil de reducir el precio de electricidad para sus consumidores no fue una sorpresa para Paraguay, porque aquí ya se sabía. Hace rato que el país vecino lanzó la idea. Lo que ocurre es que no hay consenso al respecto y Bolsonaro tomó una decisión interna independientemente de que lo que Itaipu decida posteriormente.

Itaipú fijará una tarifa común. De esa tarifa Brasil estará en condiciones de subsidiar y/o, consecuentemente, reducir el precio. Paraguay no puede hacer eso porque el dinero de la venta de energía lo usa para otros temas, explicaron nuestras fuentes.