Clorinda espanta a compradores paraguayos y sus calles quedaron vacías

Las calles están actualmente sin aquel movimiento comercial que hasta hace un trimestre atrás tenía. En la actualidad Clorinda espanta a compradores paraguayos, con sus altos precios de productos. El efecto actual de la economía del vecino país, ya es conocido por los paraguayos quienes, pese a tener una nueva vía de comunicación (el puente Héroes del Chaco) que deja a Clorinda a 20 minutos de Asunción, ahora no encuentran incentivo para comprar en esta ciudad fronteriza.

Calles vacias con vendedores y paseros aguardando a clientes.

Hasta el año pasado, mucha gente esperaba la finalización del puente Héroes del Chaco, simplemente para que Nanawa en el departamento de Presidente Hayes y Clorinda, Formosa Argentina, estén un paso más cerca de los bolsillos de miles de compradores que llegaban hasta ambas ciudades. Ya con la pasarela sobre el río Paraguay terminada, pocas son las ganas que los asuncenos tienen para hacer compras en moneda argentina.

El efecto de estas afirmaciones se nota al momento, cuando sobre el puente San Ignacio de Loyola, haya desaparecido totalmente las largas filas de hasta tres horas para avanzar dos kilómetros. El tráfico es tan fluido, que ni los efectivos de la Armada Paraguaya están montando guardia frente al puesto que tienen en la cabecera de la pasarela internacional.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Las filas tampoco están presentes en el puesto de control integrado del lado Argentino, donde se realizan a la par los trámites con la Dirección de Migraciones del Ministerio del Interior paraguayo. Es tan rápido el paso que llegar y salir de Clorinda es como si fuera que se transita por otra ciudad paraguaya.

¿Está todo caro?

Lo primero que muchos paraguayos hacen al llegar al centro de Clorinda, es pasar por un cambista que toma los guaraníes y los convierten a pesos, que actualmente está cotizado a 7.40, un monto que se mantiene incluso desde la llegada de Milei al poder en diciembre pasado.

Los cambistas se encuentran en esta esquina, antes con el tráfico parado a causa de un mar de rodados con chapa paraguaya.

Un cambista de la esquina de las calles San Martín y Buenos Aires, a metros de la pasarela peatonal entre Clorinda y Nanawa, mientras hacemos el cambio de monedas nos explica ¿cómo es que ahora vienen menos los paraguayos?. «El cambio sigue estando igual, pero son los productos son los que se encarecieron, y como no se imprimen más billetes, hasta a las familias afecta la actual inflación», nos comenta el trabajador de divisas.

Añadió que, “como el guaraní era fuerte, ahora los precios argentinos les van a parecer igual que ir a un supermercado de Paraguay, es por eso que ya no les es negocio a los paraguayos llegar a Clorinda. Aparte el combustible subió a más de 1.000 pesos el litro, entonces ya nadie quiere venir a gastar combustibles por algo que no les va a compensar”, explicó.

Comercios de Clorinda con pocos clientes

En el área comercial que rodea las calles San Martín, Sarmiento, Buenos Aires y Corrientes, en otros días fue un hervidero de turistas que venían de Paraguay. Hoy, hay negocios abiertos pero sin exponer muchas mercaderías. Los precios saltaron tanto, que ahora solo vienen a llevar productos de extrema necesidad y calidad, mencionó el mismo comerciante que meses atrás nos comentó que temía un efecto negativo como el que se vive actualmente en la economía argentina.

Los pasillos de un conocido supermercado de Clorinda donde, hasta hace 3 meses, no se podía pasar de tantos clientes.

La misma situación se vive en el supermercado más grande instalado en la ciudad, el “Changomás”, donde sus pasillos están vacíos, las cajas son atendidas por un par de funcionarios cuando antes se hacía colas que llegaban al fondo del espacioso local. Una bolsa de café que salía 15.000 guaraníes, ahora sale 37.000 guaraníes, prácticamente al mismo precio de un supermercado en la capital paraguaya y si no fueran por las ofertas, sus góndolas permanecen llenas todo el día.

El combustible, la excusa perfecta para ir en automóvil a la Argentina, ahora se equiparó con el litro vendido en Paraguay. Si los paraguayos van a llenar el tanque a Clorinda, es por el simple hecho que allá, las naftas son de mejor calidad y duran más tiempo en el tanque de los rodados. Es en este sentido que ahora las compras se dan de forma inversa, porque ahora son los argentinos quienes pasan a Puerto Falcón a cargar combustible.

Esta estación de servicios del Automóvil Club Argentino, vende a 1.139 pesos el litro de Nafta de 98 octanos, precio prácticamente igualado al cobrado en Paraguay.

Comida y medicamentos

La inflación en Argentina llegó también a los negocios gastronómicos, consumir en el mejor restaurant de la ciudad es como reservar una mesa en un restaurant fino de Asunción. Los precios de la carta tuvieron que ajustarse, de una forma que ya no es conveniente para los paraguayos cruzar para comer en la ciudad formoseña.

LEA TAMBIEN: Clorinda en la era Milei: Camino a ser una ciudad fantasma

Lo mismo ocurre en varias de las farmacias del centro de Clorinda, donde los remedios recetados en comparativa, costaban antes de la crisis, a 30.000 guaraníes (precio de ejemplo) por un medicamento que ahora, por la misma marca y fórmula, se llega a pagar como 70.000 guaraníes y tal como en el ejemplo del supermercado que mencionamos anteriormente, en una farmacia céntrica, donde atendían beneficios sociales argentinos y se notaba una fila de hasta media cuadra, y a la fecha, ya no se ven personas esperando turno.

Argentina viene pasando todavía por problemas económicos de los cuales, pese a los esfuerzos y grandes avances del Gobierno de ese país, aún no se dan las condiciones para volver a poner a la la Argentina como destino de compras para los paraguayos. Esto el tiempo y el empeño del gobierno local serán quienes decidan cuando será el momento para volver.

Las gestiones de migraciones y aduanas son mas ágiles por la falta de paraguayos que salen en masa a la Argentina.