Uruguay contesta al Mercosur que tiene todo el derecho de adherirse al Acuerdo Transpacífico

El presidente de Uruguay, Lacalle Pou, no dio el brazo a torcer en su intención de que su país se adhiera al Acuerdo Transpacífico, pese a que sus pares del Mercosur, Argentina, Brasil y Paraguay, le remitieron una nota conjunta en la cual señalan que «se reservan el derecho de adoptar las eventuales medidas que juzguen necesarias para defender sus intereses en los ámbitos jurídico y comercial». De esta forma, Uruguay está dispuesto a asumir las consecuencias y se ahonda la crisis en el Mercosur.

«Primero, nos asiste el derecho internacional. Nos asisten hechos recientes de decisiones que no son tomadas por consenso; por ejemplo, la primera rebaja de los aranceles acordada entre Brasil y Argentina. Segundo, Uruguay participa de una baja de aranceles, además de un acuerdo muy bueno que se hizo para beneficiar los productos y servicios de zona franca de nuestro país cuando pueden ser exportados al país del norte», dijo este miércoles, Lacalle Pou, en conferencia de prensa, según publica el periódico elobservador.com.uy

Lacalle agregó que, pese a la carta de los socios, Uruguay entregará el pedido de adhesión. «La vamos a hacer. Nos sentimos en todo el derecho de hacerla», insistió.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

«Entendemos, aunque no compartamos el reclamo de los tres países. Hemos sido muy frontales en el mano a mano. Hemos sido muy frontales en las reuniones del Mercosur y tenemos una la semana que viene que va estar entretenida y vamos a hablar de esos temas», señaló. El presidente uruguayo se refirió a la cumbre del Mercosur prevista en Montevideo para el 5 de diciembre.

El Mercosur ingresó en una crisis institucional por la decisión política de Uruguay de profundizar su estrategia unilateral de cerrar tratados de libre comercio al margen del bloque regional.

La reacción diplomática de los demás países integrantes del bloque regional fue original e inédita en los 30 años que tiene el Mercosur. Las cancillerías de Paraguay, Brasil y Argentina recurrieron al Twitter, además de los canales normales, para advertir a Uruguay de que adoptarán medidas drásticas.

Montevideo anunció negociaciones con China para cerrar un pacto bilateral excluyendo al Mercosur, y ahora se conoció que intenta sumarse en soledad al Acuerdo Transpacífico que lideran Nueva Zelanda y Australia.

“Ante las acciones del gobierno uruguayo con miras a la negociación individual de acuerdos comerciales con dimensión arancelaria, y teniendo en cuenta la posible presentación, por la República Oriental del Uruguay, de un pedido de adhesión al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), los Coordinadores Nacionales de Argentina, Brasil y Paraguay ante el Grupo Mercado Común del Mercosur tiene a bien comunicar a la Coordinación Nacional de Uruguay que los tres países se reservan el derecho de adoptar las eventuales medidas que juzguen necesarias para defender sus intereses en los ámbitos jurídicos y comercial”, señalan en un comunicado conjunto que firmaron las cancillerías de Argentina, Brasil y Paraguay.

La reacción de Argentina, Brasil y Paraguay es la respuesta directa a un viaje que el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, inició a Australia y Nueva Zelanda para entregar la adhesión de su país al Acuerdo Transpacífico.