Cámara de Diputados decide dejar sin fondos al Plan de Transformación Educativa

La Cámara de Diputados decidió en la tarde de este miércoles dejar sin efecto el convenio entre Paraguay y la Unión Europea para el financiamiento del Plan Nacional de Transformación Educativa (PNTE). Este plan sigue vigente, pero ya sin fondos. Ahora habrá que buscar fondos propios y llevar a cabo otro excluyendo la política de género, según la bancada cartista. «El todes no tiene cabida en la República del Paraguay», sostuvo el diputado, Basilio Núñez, de dicha bancada. La votación fue de 63 votos contra 1, del diputado Hugo Ramírez. Parte de la oposición, que previamente criticó la iniciativa de la derogación, se retiró antes de la votación.

Sin embargo, el Ministerio de Educación y Ciencias sostuvo que la medida fue extrema y la Cámara Baja no tuvo en cuenta que con el dinero de la Unión Europea se financia muchos aspectos de la educación, incluida la merienda escolar. Por un tema que tiene un tinte político partidario se pierde el apoyo de la UE para muchos aspectos de la educación, según el MEC.

El convenio trata de la cooperación financiera de 38 millones de euros no reembolsables por parte de la Unión Europea, de los cuales ya se ejecutaron 5 millones de euros y la suma comprometida para el 2023 son 8 millones de euros. Ese dinero se destina a kits escolares, alimentación, infraestructura, textos educativos, mientras que el fondo que aún no fue ejecutado también está presupuestado para lo mismo, explicaron las autoridades del MEC.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Euge Peroni, ex directora del proyecto Paraguay Educa, advirtió que si se suspende la vigencia del convenio con la UE, algunas escuelas públicas corren el riesgo de quedar sin almuerzo escolar, útiles o la posibilidad de reparaciones en caso de emergencia.

El gobierno no convenció

Pese al esfuerzo que hizo el gobierno de convencer a la gente y a los adversarios políticos sobre la importancia de la cooperación de la Unión Europea, no tuvo éxito. Antes del tratamiento del proyecto de ley, el propio ministro del MEC, Zárate, explicó por las redes sociales que el dinero de la UE se usa para muchas cosas, menos para política de género. Sin embargo, sus declaraciones fueron en vano.

La diputada oposita, Katya González, señaló el rechazo del dinero de la UE para la educación se enmarca dentro de la actual «campaña electoral», principalmente entre los colorados. Dijo que hay una manipulación planificada hasta el próximo año y terminó calificando a sus pares de «ignorantes».

Audiencias públicas

La derogación de la ley que aprueba la financiación europea para la educación, se produjo luego de una audiencia pública que hicieron los congresistas con representantes de la sociedad civil y representantes del MEC. En esa ocasión, el MEC ya había dado a conocer su postura de que los fondos europeos no se utilizan para el PNTE. Sin embargo, su pudo observar que muchos sectores habían rechazado este plan por implementar la política de género.

La Comisión de Equidad Social y Género de la Cámara Baja, presidida por la diputada, Rocío Abed, fundamentó la derogación de la ley que aprueba el convenio de cooperación con la UE. La diputada señaló que era importante derogar la ley porque genera preocupación a los padres, docentes, directores y a gran parte de la sociedad paraguaya. Sin embargo, lo que se derogó es la financiación y no el PNTE, aunque sin fondos, este plan deja de tener importancia.

El proyecto de ley pasa al Senado para su estudio.