Desaparecen más de 400 equipos de criptominería

De este local, allanado el 15 de marzo, desaparecieron mas de 400 máquinas de criptomonedas.

Las autoridades investigan la desaparición de costosos equipos procesadores de criptomonedas. Luego de un procedimiento llevado acabo en marzo, la agente fiscal Viviana Llano de la ciudad de Villeta, había dejado dejar lacrada la granja de criptominería que operaba sin autorización de la Ande.

En un allanamiento realizado el 15 de marzo pasado, con la fiscal de Villeta Viviana Llano y acompañamiento policial, culminó con el decomiso de 723 equipos procesadores de criptomonedas, 3 transformadores. Tras tres meses guardados en un depósito ahora se constató que más de 400 equipos ASIC (circuito integrado para aplicaciones específicas) para la criptominería de Bitcoin desaparecieron de un galpón intervenido por las autoridades en la ciudad de Villeta.

La orden de las autoridades era que la instalación permaneciera clausurada, con los equipos mineros en su interior, mientras se completaba el procedimiento de incautación. Sin embargo, cuando una comitiva fiscal y policial, con acompañamiento de funcionarios de la ANDE, procedían al decomiso de los ASIC, se encontraron con la sorpresa de que estos habían desaparecido.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Contradicciones sobre los equipos

Las autoridades investigan el destino de los equipos, aunque hay contradicciones ya que un asesor externo de la ANDE, Alejandro Nissen, dijo en una entrevista que hace falta cumplir con procedimientos de verificación. Esto, debido a que se desconoce si el juez penal de garantías entregó los equipos de criptomonedas bajo una orden judicial a una tercera persona o si hubo un quebrantamiento del depósito.

También se dice que la granja criptominera quedó bajo el resguardo de los propietarios del inmueble, quienes, aparentemente tomaron la decisión de retirar los ASIC del sitio.

El propietario del lugar es Albino González, ex intendente de Villa Elisa y dirigente político. Al momento del allanamiento, en su defensa el político afirmó que su local fue arrendado en el mes de enero a un hombre de apellido Acevedo y dos alemanes.

González sostuvo que el caso está en manos de su abogado y que las documentaciones ya están en la Fiscalía. «Yo alquilé el local a un tal Acevedo para el funcionamiento de un puerto seco, pero después lo que hicieron ya escapa a mí posibilidad para explicarlo. Me gustaría que sea mi abogado el que responda sobre el curso de los acontecimientos desde el allanamiento del local”.

Todo bien planificado

Freddy González, jefe de Asuntos Penales de la Ande, señaló que la instalación de la granja criptominera no estaba improvisada, sino que por el contrario estuvo cuidadosamente planificada.

“Pudimos notar que cada cable estaba numerado, cada máquina estaba conectada a cables numerados y estos estaban en estructuras metálicas o paneles que a su vez tenían una llave tecnomagnética, lo cual indica que una gran potencia se estaba usando en el sitio”, manifestó.

Hasta la fecha se decomisaron más de 9.000 equipos criptomonedas, aunque existe la sospecha de que algunos, desaparecidos en procedimientos anteriores, se detectaron nuevamente en los allanamientos más recientes.

LEA TAMBIÉN: El Senado aprueba aumento de penas por sustracción de energía para criptominería