Estirón de orejas del FGE para forense y la respuesta de los médicos

El fiscal general del Estado, Emiliano Rolón Fernández, dio un estirón de orejas al médico forense que denunció por la prensa la falta de insumos para hacer la autopsia al niño ahogado, que era hijo de la escribana, Carmen Ruiz Díaz, desaparecida el jueves 9 de mayo, con sus dos hijos, en el puente del sobre el río Monday, en Presidente Franco, Alto Paraná.

“Las denuncias responsables son las vías, en este caso ante la Inspectoría General. La asunción a un cargo en el Ministerio Público implica conocer la naturaleza de la misión y el rol de cada profesión en el mismo. El funcionario es libre de asumirlo o elegir otra actividad lucrativa”, señala el comunicado del fiscal general del Estado.

Otra parte del documento señala que denunciar “falta de insumos” para no cumplir el compromiso, “es una falacia irresponsable”.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Ver contenido completo, abajo:

La respuesta de los médicos forenses

El médico forense, Martín Alfaro, contestó al fiscal general del Estado: «Si no le gusta que se diga la verdad, lo siento». Indicó que la precariedad con que trabajan los forenses ya viene de tiempos atrás y que los reclamos ya hicieron varias veces. Sin embargo, señaló que no fueron escuchados.

Alfaro indicó que los médicos de Alto Paraná reclamaron muchas veces más insumos y más instrumentales, pero nunca fueron respondidos. Si no logramos por vía correspondiente, lo que nos queda es reclamar por la prensa, afirmó.

También el médico forense de Asunción, Pablo Lemir, coincidió con su colega Martín Alfaro. «Venimos reclamando la falta de inversión, la falta de presupuesto, desde hace tiempo», indicó Lemir. «Necesitamos más presupuesto para talento humano, para infraestructura y para tecnología», añadió.