Parlasuriano pretende que Brasil, Argentina y Uruguay admitan genocidio contra Paraguay

El Parlasuriano, Ricardo Canese, revive la memoria sobre la guerra más sangrienta contra el Paraguay, la guerra de la triple alianza, presidiendo la Sub Comisión de Verdad y Justicia del Parlamento del Mercosur. Canese presentó el resultado del trabajo de esta subcomisión sobre la mencionada acción bélica y también un proyecto de declaración que pretende que Argentina, Brasil y Uruguay(socios del Mercosur) reconozcan la verdad acontecida durante esa guerra que fue la más sangrienta que mató prácticamente el 70% de la población paraguaya.

La actividad se realizó este 4 de noviembre en la sala de conferencias Pablo Medina, de la Cámara de Senadores, en Asunción. En la gráfica, el cañón cristiano robado por Brasil.

El documento se denomina proyecto “Por la cual se declara que el pueblo paraguayo sufrió gravísimos, masivos y sistemáticos crímenes de lesa humanidad, así como un verdadero exterminio o genocidio en términos modernos durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870)».

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Canese expresó es la primera vez que una comisión parlamentaria se constituye para recibir denuncias, testimonios e informaciones sobre crímenes de guerra, exterminio y genocidio cometidos por la Triple Alianza en contra del pueblo paraguayo.

Como resumen final de sus trabajos, dijo que la Triple Alianza, constituida por Brasil, Argentina y Uruguay, cometió 20 tipos de crímenes de lesa humanidad, gravísimos, masivos y sistemáticos, tales como asesinatos de niños, violación y asesinato de mujeres, secuestro y esclavitud de niños, hombres y mujeres, saqueo indiscriminado de todo el país, entre otros.

Asimismo, agregó que la Triple Alianza impuso al Paraguay medidas que agravaron todavía más la situación; una deuda de guerra que, a un país destruido, sin población se le impuso. También se constató que bajo ocupación militar se permitió que estos gobiernos contraigan deudas externas que no llegaron al país y tuvieron que ser pagados.

Además, se pudo verificar que efectivamente hubo un exterminio o genocidio en términos modernos, ya que de acuerdo a los estudios que se han recibido, el 67% como mínimo de la población paraguaya desapareció, según el análisis del documento.

Canese expresó que las agresiones y los exterminios de guerra, no son responsabilidad de ninguno de los pueblos, son absolutamente culpa de los Estados de la época, a lo cual se agrega el compromiso de Gran Bretaña, que se desempeñaba como financista de la situación bélica generada en el año 1864 y culminada el 1 de marzo de 1870.