Juez ordenó investigar 44 dispositivos para saber más sobre vínculo de Giuzzio con un narco

El juez José Agustín Delmás, de Delitos Económicos, ordenó extraer datos de 44 dispositivos, entre ellos notebook, pendrives, microcassettes, tarjetas de memoria, chips, grabadoras, discos externos, teléfonos celulares, discos duros, grabadoras, entre otros, incautados de la vivienda de @arnaldogiuzzio dentro del marco de la investigación que soporta por cohecho pasivo agravado.

El pedido fue realizado por el fiscal Osmar Legal, que lleva adelante el caso. El juez convocó al perito informático del Ministerio Público, Osmar David Cabrera, para el próximo 20 de febrero para realizar su trabajo.

Todo parte de una investigación periodística que sacó la información de que Giuzzio, cuando fue a Brasil de vacaciones prestó un vehículo del narco Marcos Vinicius Marqués de Padua. Arriba se puede ver una de las tantas fotos de Giuzzio con Vinicius que corre por internet.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Sin embargo, Giuzzio dice que prestó la camioneta del empresario Vinicius, no del narco, porque no sabía que éste estaba involucrado en crimen organizado, según su coartada. Giuzzio fue ministro del Interior desde el 22 de enero de 2021 hasta 22 de febrero de 2022.

Según la investigación de la Fiscalía, Giuzzio, en todo ese tiempo, se comunicó constantemente con Marcus Vinicius Espindola Marques, quien dirigía y administraba las empresas Black Eagle Group S.A y Ombú S.A.

Vinicius trabajaba en varios rubros, entre ellos alquiler y blindajes de vehículos y su idea fue siempre proveer al Estado sus servicios o productos. Actualmente Vinicius está detenido en Brasil por narcotráfico y Giuzzio, en su carácter de exministro del Interior, está imputado por el hecho punible de Cohecho Pasivo Agravado.

Por un lado, Giuzzio dijo que el vehículo que usó, que era de Vinicius, era prestado; por otro, la Fiscalía no cree que haya existido una contraprestación al respecto, por lo menos no encuentra indicios.

Marcus Vinícius Espíndola Marques de Padua fue detenido por la Policía Federal del Brasil en febrero de este año y era el principal objetivo de los allanamientos de la Senad en la Operación Turf.

La ministra de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Zully Rolón, informó cuando eso que Marcus Vinicius Espíndola Marqués de Padua era uno de los hombres más buscados en el Brasil por lavado de dinero, tráfico de drogas y tráfico de activos.