Mbururu será notificado para jurar como senador, pero su situación dependerá de la Justicia

Rafael Esquivel, más conocido como Mbururu, será notificado por el Congreso Nacional para jurar como senador electo. Sin embargo, si se puede ir o no al acto de juramento, dependerá de la Justicia. En caso de que fuera impedido a ir al acto, el pleno del nuevo Senado que asumirá en julio verá qué hacer con su banca, informó Oscar Salomón, titular del Congreso.

Rafael Esquivel alias “Mbururú”, fue proclamado como senador electo. El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) le envió su certificado a la cárcel de Ciudad del Este. Es la primera vez que alguien recibe su certificado de senador en la prisión y también es la primera vez que una persona, estando preso, sea electo para un cargo electivo.

Mbururu se encuentra recluido en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, Alto Paraná. El juez de la causa se encuentra, por primera vez, ante un hecho que jamás ocurrió: fue electo un senador con prisión preventiva; tiene varios procesos, como abuso sexual en niños, homicidio doloso en grado de tentativa, lesión grave, coacción grave, toma de rehenes, robo agravado, producción de riesgos comunes, amenaza de hechos punibles y asociación criminal.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Ahora está en la cárcel por presunto abuso sexual a menores, aún así le votaron 51.397 personas, porque estaba en una lista del partido Cruzada Nacional, liderado por Paraguayo Cubas. Intentó anular su prisión preventiva, pero el Juzgado del caso lo rechazó.

Mbururu protegerse con el fuero parlamentario y pidió al juez de la causa que lo libere para asistir al juramento el 30 de junio. Inclusive, dijo, luego de una audiencia, que el ya es senador y que por esa razón ya no debe estar preso. Sin embargo, el juzgado sostiene que él fue preso antes de que sea electo senador.

En la cárcel exhibió su certificado y pidió que se cumpla la ley, en el sentido de que se le libere para que asuma como senador. Está con prisión preventiva por abuso sexual en niños y tentativa de homicidio; por atropellar una propiedad en Itakyry, entre otros. Además, la Fiscalía abrió varias causas en su contra por otros hechos.

«Yo soy senador, esto es para todos los compañeros y la gente que no creyeron. Soy senador y la ley hay que respetar», dijo luego de mostrar su certificado, vestido con vaquero, remera y saco. Alardeó de sus 51.000 votos. A pesar de sus antecedentes, mucha gente le votó y fue motivo de indignación por parte de la ministra de la Niñez, Teresa Martínez.

El juramento de los senadores está previsto para el 1° de julio. Si para esta fecha, Esquivel, que es del Partido Cruzada Nacional de Paraguayo Cubas, sigue en prisión, entonces, el Senado tendrá que decidir si convoca a su reemplazante. En principio, el presidente del Congreso Nacional, Oscar Salomón, dijo que en ese caso, hará correr la lista de senadores electos. Si antes de esa fecha sale la condena a Mbururu, con más razón éste perderá su banca.