Brújula deportiva: El 2022 dejó muy gratas sensaciones y óptimos resultados

Por Pedro García Garozzo

Colocando la lupa retrospectiva sobre las disciplinas deportivas para evaluar el año que acaba de irse, la visión que apreciamos es de gratas sensaciones y muy buenos resultados. Al colocar la lente sobre el deporte más popular, no se aprecia lo mismo. Pero hay aspectos en los que los mal llamados deportes menores que otra vez han brindado en 2022 las alegrías mayores, dejan una enseñanza que ojalá las competencias profesionales asimilen y apliquen.

Sin duda alguna el gran impacto de la temporada fue la realización por primera vez en la historia polideportiva paraguaya de una justa de rango olímpico en el país, que fueron los XII Juegos Odesur Asunción 2022, acontecimiento cumbre que demostró que cuando el espectáculo vale, el aficionado paraguayo respalda. No fue necesario apelar a hinchas alquilados para llenar estadios que como no se registraba desde la época ya lejana  de los juegos universitarios, volvieron a colmar escenarios de diferentes modalidades. El mundo polideportivo olímpico le dio además una lección de decencia, originalidad y pureza a las impresentables barras bravas que en el fútbol han sacado mal provecho de las extenuadas arcas de los clubes y de los bolsillos de ineptos dirigentes que no solo los contratan sino que los apañan, criando cuervos para que les coman los ojos.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Su realización no solo fue un pleno suceso sino además sirvió de puente hacia futuras nuevas realizaciones internacionales polideportivas como los también brillantes Juegos Escolares Sudamericanos cuya posta abandonada por Brasilia, tomó nuestra capital, salvando la continuidad del gran evento con organización en tiempo record, recostada en la infraestructura remanente tras Odesur. Y todavía con los positivos antecedentes que estos últimos han dejado, se obtuvieron las sedes de los Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales 2024 y los Panamericanos Juveniles 2025.

En lo estrictamente deportivo y en materia de resultados, la cantidad récord de medallas que obtuvo el team Paraguay (48) otorga plusvalía estadística al mayor logro del año y de toda la historia en su género.

En lo económico igualmente su repercusión fue excelente elevando los dividendos de una temporada en la que gracias a estos juegos ingresaron divisas sanas al país que vio fortalecidos y oxigenados importantes rubros muy golpeados por la pandemia como la hotelería, la gastronomía y el turismo.

Hasta en materia colateral como el de tema musical y mascota identificativas, Asunción 2022 fue coronada por clamoroso éxito. El himno producido por un excelente grupo especializado con el sello de Kachiporros y el simpático y polifacético Tirika, también merecieron mas que aplausos una ovación.

Entre los saldos positivos del año visualizando en forma individual, mirando específicamente a una de las disciplinas individuales más importantes, está el encumbramiento por primera vez en la historia, de un tenista paraguayo en el ranking mundial juvenil, habiendo llegado Adolfo Daniel Vallejo Alvarez a la posición de número 1 mundial junior y logrando en cuanto a su futuro personal un enrolamiento inédito igualmente para jugadores de nuestro país, como su actual vinculación nada menos que a la academia de Rafael Nadal en Manacor, España.

El buen direccionamiento de la lucha por la recuperación definitiva del estadio Comuneros, encaminada por la Confederación Paraguaya de Básquetbol, fue otro hecho destacado, si bien terminó el 2022 sin que todavía la junta municipal refrende lo firmado por el Intendente Rodríguez.

También se normalizaron después de la muy perjudicial pandemia, los eventos oficiales de carácter nacional y las participaciones paraguayas en compromisos internacionales tanto mundiales, como continentales o regionales, en todos los deportes.

Por lo expuesto, se puede colegir que este 2022 dejó un sello de excelencia que ningún otro en lo que va de la presente centuria ha podido alcanzar en el ámbito polideportivo. Lo vamos a recordar por ello gratamente así como a aquel inolvidable 1979 del siglo pasado, cuando a diferencia de lo que ocurrió ahora, el fútbol aportó también conquistas singulares con la albirroja como vencedora de la Copa América y con Olimpia levantando su primera copa Libertadores, llegando más tarde ya en 1980 a la obtención de la Intercontinental.