En un operativo, la Policía Nacional abatió a presuntos sicarios

En un operativo que inició a tempranas horas del viernes, la Policía Nacional dio de baja a un supuesto sicario en Pedro Juan Caballero. En el marco del mismo operativo llamado “San Patricio”, otro hombre también habría sido eliminado en el departamento de Amambay pero de momento se desconoce su identidad.

La policía desplegó el operativo San Patricio, para dar con peligrosos delincuentes que centran como base de operaciones a la zona fronteriza del norte del país. En el operativo cayó abatido Hugo César Lazarte Argüello, también conocido con el alias “Tucán” (31), mismo que se habría fugado de Tacumbú el pasado mes de noviembre en compañía de otros tres reos y fuera considerado uno de los más buscados de la región.

En su hoja delictiva lo señalan como uno de los responsables de la muerte del Comisario Félix Ferrari, quien falleció el mismo día que Tucán y otros rescataban al narcotraficante Teófilo Samudio, alias Samura.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Las investigaciones lo apuntan a su vez como el responsable de otros hechos de homicidio y secuestro en en la frontera, como como aquel que fuera víctima el agroganadero Ireneu Bello, de 74 años, quien fue secuestrado con un hijo y un peón y por cuyo rescate se pago de 280 millones de guaraníes entregado por su familia.

Segundo abatido

Una segunda persona también habría caído en el operativo policial, sin embargo aún se desconocen mayores datos de la misma.

Ambos delincuentes cayeron en el distrito de Cerro Cora en el departamento de Amambay, próximo a Pedro Juan Caballero donde supuestamente se encontraban al momento de enfrentarse con la Policía.

El operativo San Patricio se lleva a cabo con la participación del fiscal antisecuestro Federico Delfino y es en prosecución al secuestro express que se dio el fin de semana, donde un peón de estancia fuera tomado por presumiblemente estas personas caídas.

Aproximadamente 100 mil dólares fue solicitado en esta oportunidad, pero el monto fue reducido a 30.000 dólares americanos.