Cometa pasará pronto y no volverá hasta dentro de 50.000 años

Un evento celeste único en miles de años ocurrirá en los próximos días y con mejores vistas en el mes de febrero, cuando un cometa haga una única pasada por cerca de nuestro planeta y muchos puedan ser los únicos testigos de un evento que no se volverá a repetir en cincuenta mil años.

Durante los últimos días de este mes de enero y los primeros de febrero, en el cielo se podrá apreciar un evento celestial único en nuestros días ya que el cometa C/2002 e3 (ZTF), cruzará el firmamento siendo visible a ojo desnudo por única vez por toda la humanidad.

En su periplo por el espacio, el cometa dejará ver su cabellera helada desde el día 12 de enero, fecha en que este se encuentre en su punto más cercano al Sol. La mejor forma de apreciarlo será con binoculares apuntando al cielo antes de amanecer y se notará su movimiento ligero con rumbo noroeste.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Luego que cruce por su punto cercano a nuestra estrella vecina, este bólido continuará su viaje cerca de nuestro planeta. Llegará a primeros días del mes de febrero y pasará a 43,5 millones de kilómetros del Planeta Tierra.

El cometa fue descubierto por diferentes astrónomos que lo describieron como un coma verdoso de cola de polvo ancha y corta, con una estela de iones larga y tenue extendido sobre un campo de visión de 2,5 grados de ancho.

Los científicos aconsejan verlo a simple vista desde el 1 de febrero, momento que la masa celestial se encuentre viajando en su perihelio o momento más cercano a nuestro planeta.

La parte decepcionante

Debido a que su destino es con rumbo al noroeste del planeta, este viajero estelar sólo podrá ser visto en el hemisferio norte. En nuestro continente, los modelos de cálculo sólo han dado mayores posibilidades de visión para los países situados sobre la línea del Ecuador.

Quienes tengan la posibilidad de viajar al punto cercano del circulo polar ártico, tendrán la posibilidad de disfrutar de todo el espectáculo que promete, pero lastimosamente en las latitudes australes no podremos ver al visitante.