HABÍA UNA VEZ (III), artistas nacionales en programas de gran cobertura en Argentina

Óscar Martínez Pérez

El esfuerzo siempre genera la oportunidad de crecer y mostrarse al mundo. De los “covers”, los Blue Caps pasaron a la necesidad de la creación propia. Tito Arriola contacta con Silvio Soldán, aquel presentador de “EL SPECIAL”, un programa de gran cobertura en la Argentina y América. La oportunidad se presenta y el viaje se realiza con más ilusiones que experiencia en el gran mercado. Pero las cosas salen bien desde el primer día. De músicos animadores de fiestas juveniles, se transforman en artistas de primer nivel sujetos a las exigencias de un público ansioso de nuevo sonido y temas nuevos.

El mercado argentino hasta entonces copado por artistas cuyo repertorio saturaba las radioemisoras del Rio de la Plata querían algo más. Ese “algo” lo propusieron “Los Blue Caps”. “Volverás mi amor”, “Sensacional eres tú”, “No más lecciones” “Lo que fue”, “Déjame Mirarte” “Recién ayer”, “El principio de mi soledad”, por citar solo algunos de los éxitos dieron al grupo una identidad propia y les permitieron estar en el gusto popular de Latinoamérica por mucho tiempo. Era el tiempo en que fueron contratados por el reconocido sello discográfico  EMI ODEON de la Argentina. Con ese respaldo discográfico y su talento musical, unido a esa intrépida vocación de ser músicos con mayúsculas, recorrieron los mejores lugares de Buenos Aires y la Argentina.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Pero a las habilidades musicales había que sumar la tecnología. Marcas como Fender, Vox, Hammon, Gretch, que solo se veían en los grandes grupos europeos o norteamericanos, fueron incorporados al equipamiento de “LOS BLUE CAPS”. Cuando aún los grupos latinoamericanos se “pertrechaban” con instrumentos de procedencia nacional, nuestros artistas mostraban cómo había que trabajar para adquirir los mismos instrumentos que los BEATLES, ROLING STONES, y las grandes bandas de Rock de la época. Fue un verdadero impacto la presencia de los “BLUE CAPS” con aquellos tremendos instrumentos dignos de las mejores bandas.  

La ida a la Argentina causó la salida de Oscar. La universidad ganó un estudiante, pero la llama del músico siguió encendida al calor de aquel legendario grupo musical. Así, otro gran baterista joven de la época -Kuki Caggia- lo sustituye y pasa a conformar la banda en lo que podría llamarse el “capitulo internacional”. El grupo musical así conformado causa una gran impresión en la Argentina y los discos se venden copiosamente. En el año 1.970 la compañía decide grabar un segundo disco que se llamó “CUANDO TE MIRO” con lo que se completaban dos discos grabados en un solo año, contado desde la llegada del grupo a la Argentina. La venta de discos les hace ocupar los primeros lugares en los rankings de preferencia, tanto entre los compradores de discos como entre las emisoras de las principales radioemisoras argentinas.

Este segundo disco ya no cuenta con Rolando Percy que se retira para iniciar una carrera como solista. Ingresa en su reemplazo un vocalista Argentino llamado SASHA BRAVO.

La ODEON POPS decide poner al servicio del grupo a un “manager” o representante que orienta la actividad profesional hacia nuevas e importantes presentaciones y grabaciones que pasarían a engrosar la lista de éxitos de “LOS BLUE CAPS”. Se instalan definitivamente en Buenos Aires que pasa a ser el centro de su actividad y desde donde habrían de recorrer otros países como Venezuela, Chile, Ecuador, Uruguay, Panamá y una serie de conciertos que en 1.971 dieron en Paraguay. Es la época en que gravan su tercer LP “SENSACIONAL ERES TU” tema que hasta hoy sigue sonando en las radios de la Argentina y el Mercosur.

Un año mas tarde ve la luz “Volverás mi amor, yo te esperaré” el título del tema que da nombre al cuarto disco del grupo. Hoy por hoy, sin dudas, el tema musical que consagra definitivamente a “LOS BLUE CAPS”. No muchas creaciones logran impactar por tanto tiempo a los jóvenes y hoy no tan jóvenes, como aquel de este grupo paraguayo. Que se recuerde ningún otro grupo musical de las características de “LOS BLUE CAPS” ha logrado dar vida a un tema musical y hacerlo permanecer aún hoy en el gusto popular de la gente. Es prácticamente un símbolo musical de una época en que estos artistas paraguayos lograron convertir un sueño en realidad. De alguna manera sintetiza la aspiración de cualquier artista. Más aún de un artista paraguayo para el que todo se hace difícil porque hay que perseverar, por sobre todas las cosas, y vencer muchas dificultades de todo orden para lograr la meta.-

En 1.973 el grupo decide cancelar el contrato con la EMI ODEON, para ponerse entre los más importantes artistas de la RCA VICTOR. “QUINCE DIAS” es el nombre del quinto disco grabado por el grupo.

Fueron casi nueve años en que “LOS BLUE CAPS” han demostrado que sí se podía. Casi nueve años en los que materializaron un sueño: el de llevar al gran mercado de la música el talento de jóvenes paraguayos que desde las canteras de las orquestas de colegios pasaron a convertirse un “producto” de la industria nacional. Su materia prima? Perseverancia y talento. Su creatividad para interpretar lo mejor de la música de los sesenta y su capacidad para recrear su propia música para ofertarla al público de América y el mundo fueron los ingredientes que les permitieron permanecer sin bajar de los mejores lugares del gusto popular, durante todo ese tiempo. En 1.978 se marca la fecha de retorno del grupo. Regresan a casa con las alforjas repletas de sueños realizados, de experiencias de vida y de desarrollo personal como músicos y como empresarios de su propio talento personal. Hoy “son lo que son” pero nadie les podrá quitar ese orgullo de haber pertenecido alguna vez a ese primer grupo musical de jóvenes que se atrevieron a soñar y haber logrado tantos aplausos más allá de nuestras fronteras. Su testimonio está grabado en sus discos y en el recuerdo de quienes los conocieron y lo admiraron, dentro y fuera del país.