BCP evidenció reporte trimestral y habla de puntos a mejorar

Banco Central del Paraguay

En su último reporte trimestral de Cuentas Nacionales, el Banco Central del Paraguay (BCP), destacó los detalles económicos alcanzados en el 2022, así como también algunos puntos a mejorar en los principales rubros económicos del Paraguay.

En su resumen, recordarón que el PIB registró un crecimiento interanual de 2,8% en el tercer trimestre de 2022 y con este resultado, acumuló una caída de 0,6% al cierre del tercer trimestre de este mismo año.

También desde el enfoque de la oferta, en el comportamiento interanual incidieron los desempeños positivos registrados en agricultura, servicios, manufacturas, generación de energía eléctrica y ganadería. Sin embargo, el resultado negativo de la construcción atenuó el repunte de la actividad económica.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Desde la perspectiva del gasto, los componentes con incidencias positivas han sido el consumo privado y la formación bruta de capital. No obstante, las exportaciones netas y el consumo del Gobierno han incidido de forma negativa, según contextualiza el informe de la banca matriz.

Agricultura

Desde el enfoque de la producción y conforme a los últimos datos oficiales del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la agricultura registró un crecimiento interanual de 12,7% y acumuló una contracción de 25,7% al tercer trimestre de 2022.

El resultado interanual del trimestre fue explicado, fundamentalmente, por el desempeño favorable de la producción de soja, maíz, trigo y algodón, conforme a las últimas estimaciones de la campaña agrícola 2022/2023, proveídas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

En contrapartida, se observó un desempeño negativo en la producción de arroz, caña de azúcar, mandioca y otros tubérculos, frutas y otros productos agrícolas.

Ganadería, Pesca, Minería y Forestal

La actividad de Ganadería, Forestal, Pesca y Minería, presentó una tasa interanual de 0,1% con respecto al mismo trimestre de 2021, acumulando así una caída de 1,7% al tercer trimestre del año.

El resultado interanual del trimestre se ve influenciado por una mejora en el desempeño de la actividad ganadera, explicada por el mayor nivel de faenamientos de ganado bovino, producción de huevos y leche cruda, así como por un mayor nivel de faenamiento de aves.

Este resultado se vio mitigado por la reducción en el faenamiento de cerdos.

A su vez, las actividades de pesca y minería también presentaron resultados negativos.

Manufactura

La actividad manufacturera observó un crecimiento interanual de 3,7% con respecto al mismo trimestre de 2021, acumulando al cierre del tercer trimestre de 2022 un crecimiento de 1,6%.

En el resultado interanual del trimestre, las actividades que incidieron positivamente fueron la producción de químicos, bebidas y tabacos, molinerías y panaderías, textiles y prendas de vestir, cueros y calzados, azúcar, carnes, lácteos, madera y productos de papel.

No obstante, estos resultados fueron atenuados por las variaciones negativas registradas en la producción de aceites, productos metálicos, maquinaria y equipo, minerales no metálicos y metales comunes.

Construcción

El sector de la construcción presentó una retracción de 7,3% en su desempeño interanual con respecto al mismo trimestre del año 2021. Con este resultado, registra una caída acumulada de 1,2% al cierre del tercer trimestre de 2022.

El comportamiento del trimestre estuvo influenciado negativamente por el mayor número de días laborales con lluvias (principalmente septiembre) y por el plan de convergencia fiscal que incidieron en el menor ritmo de ejecución de las obras. En tal sentido, se ha observado una importante disminución en la demanda de los principales insumos empleados por el sector.

Agua y Electricidad

El sector de electricidad y agua (que incluye a las binacionales), verificó un crecimiento interanual de 14,8%. De forma acumulada, en el tercer trimestre de 2022 se registró un crecimiento de 2,4%.

La generación de energía eléctrica de las binacionales mostró una dinámica interanual positiva en el trimestre, en línea con la mejora registrada en el caudal hídrico del Río Paraná.

Asimismo, la distribución de energía eléctrica también reflejó un desenvolvimiento positivo.

Servicios

El sector servicios registró un incremento interanual de 2,2%, acumulando así un crecimiento de 2,0% al cierre del tercer trimestre de 2022.

En el comportamiento interanual, registraron desempeños positivos la actividad comercial, restaurantes y hoteles, los servicios a las empresas (que incluye agencias de turismos, consultorías, publicidad, etc.), servicios inmobiliarios, servicios de la información y servicios gubernamentales.

Sin embargo, mostraron resultados negativos los servicios a los hogares, intermediación financiera y los servicios de transportes.

PIB por el lado del gasto

Desde la perspectiva del gasto, en el tercer trimestre de 2022 el crecimiento del PIB fue sostenido por la demanda interna (incremento interanual de 3,9%). En los principales componentes de la demanda interna, se destacaron los aumentos interanuales de del consumo total y la formación bruta de capital.

El consumo total registró una expansión de 1,4%, en tanto que, el consumo privado presentó un crecimiento interanual de 2,4%, que se explica por la dinámica positiva de los bienes no durables (bebidas y tabaco, alimentos y productos químico-farmacéuticos, atenuado por la retracción de combustibles), los servicios (principalmente transportes, restaurantes y hoteles y servicios inmobiliarios), los bienes durables (electrodomésticos y electrónica, vehículos automotores y muebles para el hogar) y, en menor medida, los bienes semi-durables (textiles y prendas de vestir, papel y productos de papel y cuero y calzados).

Por su parte, el consumo de Gobierno tuvo una retracción de 4,6%, en línea con el plan de convergencia fiscal. La formación bruta de capital fijo (FBKF) registró una reducción interanual en el margen de 0,7%, influenciado principalmente, por el menor dinamismo de las obras de construcción.

No obstante, la inversión en maquinarias y equipos atenuó la caída de la FBKF. Asimismo, la inversión en existencias contribuyó positivamente en el resultado interanual. La demanda externa neta atenuó parcialmente el resultado positivo del sector interno.

Las exportaciones de bienes y servicios presentaron un incremento interanual de 1,2% en valores constantes, explicado por el aumento en las exportaciones de bienes, como el maíz, la energía eléctrica y carne bovina, atenuado por la reducción en las exportaciones de soja y aceites y grasas vegetales. Las exportaciones de servicios se vieron favorecidas por los servicios de hoteles y restaurantes (mayor entrada de turistas al país) y servicios de transformación (maquila).

La incidencia de las exportaciones de bienes fue de -4,7 p.p., en tanto que la incidencia de las exportaciones de servicios fue de 5,9 p.p. En términos acumulados, las exportaciones presentaron una disminución de 4,3% al cierre del tercer trimestre del 2022.

A su vez, las importaciones de bienes y servicios tuvieron un crecimiento interanual de 4,3% en valores constantes, explicado por el aumento en las importaciones de maquinaria y equipo (relacionados con el régimen de turismo) y, en menor medida, por textiles, bebidas y tabaco. En contraste, se redujeron las importaciones de productos químicos y productos del hierro.

En los servicios, presentaron incrementos las importaciones de servicios de hoteles y restaurantes (mayor salida de paraguayos al exterior). La incidencia de las importaciones de bienes fue de 0,7 p.p., en tanto que la incidencia de los servicios fue de 3,6 p.p. Con este resultado, la tasa de variación acumulada de las importaciones al tercer trimestre fue de 12,0%.

De esta manera, la demanda interna fue el componente que más efectos tuvo en el incremento del PIB del tercer trimestre de 2022, incidiendo positivamente en 4,0 p.p., principalmente debido a la contribución de 2,9 p.p. de la formación bruta de capital. En el mismo sentido, y aún dentro de la demanda interna, el consumo privado registró una incidencia positiva de 1,6 p.p., atenuado por una incidencia negativa de 0,5 p.p. del consumo del Gobierno.

Finalmente, la demanda externa neta registró una incidencia negativa de 1,2 p.p.