Presidente de Perú fue destituido por el Congreso y detenido luego de hacer un golpe

Pedro Castillo, expresidente de Perú, preso después de intentar disolver el Congreos.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, fue destituido por el Congreso y detenido por la Policía, luego de hacer un golpe de Estado. La vicepresidenta, Dina Boluarte, asumió la Presidencia. Primeramente, Castillo disolvió este miércoles el Congreso de su país que tenía previsto destituirlo «por permanente incapacidad moral».

El jefe de Estado hizo el anuncio en su discurso a la nación a través del cual también convocó a nuevas elecciones legislativas. Castillo también ordenó toque de queda. Sin embargo, el Congreso siguió sesionando, a pesar de que fue disuelto hasta que resolvió destituir al presidente golpista que luego fue detenido por la Policía peruana (foto).

La Fiscalía de la Nación de Perú ordenó la detención de Castillo por cometer el delito de rebelión y por quebrantar el orden constitucional.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Los ministros del Poder Ejecutivo renunciaron tras el anuncio de la disolución del Congreso y el comandante general de Ejército, Walter Córdova Alemán, también había renunciado, según informó el diario La República.

Se desató una crisis política de alto voltaje en Perú, tras el golpe de Estado.

«En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional», había anunciado Pedro Castillo.

Congreso no hizo caso al golpe

El Congreso de Perú no hizo caso al golpe decretado por Castillo. La legisladora, Gladys Camones informó por su redes sociales: «El congreso no reconoce este acto atentatorio contra la democracia, procederemos a la vacancia de Pedro Castillo por violación del artículo 117° de la Constitución. Hoy defendemos al Perú del aprendiz de dictador», afirmó.

La mesa directiva del Congreso había decidido continuar con el juicio político que terminó con la destitución de presidente Castillo, ahora preso.

La “moción de vacancia” (juicio político en caso de Paraguay) es la tercera contra Castillo en 16 meses en el poder. En marzo, no alcanzaron los votos para removerlo y en diciembre de 2021, el Congreso la desestimó antes de debatirla, pero este miércoles 7 de diciembre se debatió el tercer intento y dieron los votos.