Por fin, el director de Ferrocarril sin locomotoras tendrá su tren de cercanía

Pasaron varios gobiernos sin que Lauro Ramírez, director de Ferrocarril, tenga una sola locomotora. El tren del Paraguay, uno de los primeros de Sudamérica, se inauguró en 1861. En 1999, dejó de funcionar, siendo el último tren suburbano con locomotoras a vapor de Sudamérica. Este jueves, 1° de diciembre, el Senado aprobó en general un proyecto para financiar el llamado tren de cercanías. Su estudio en particular seguirá en martes 13 de diciembre en el Senado.

Sin embargo, Lauro Ramírez seguirá mucho tiempo aún sin tren, pero continuará como director de Ferrocarriles, porque el proyecto de ley prevé la obtención del préstamo, la liberación de la franja de dominio, que llevará tiempo, entre otros aspectos. En la gráfica, el tren que quedó en el recuerdo (Foto de Portal Guaraní).

El proyecto del Tren de Cercanías contempla una inversión de aproximadamente USD 550 millones, en un plazo de 5 años, y prevé siete estaciones y un depósito ferroviario a lo largo de 43 Km desde Asunción hasta Ypacaraí. El proyecto autoriza a hacer gestiones para financiar el Tren de Cercanías hasta un máximo de 300 millones de dólares. Para ello, se constituirá un fideicomiso de garantía y liquidez en el MOPC y se hará una concesión por 40 años sin una licitación pública.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

La historia

Según datos que recogemos del Portal Paraguay Ñane Reta, de una comunidad paraguaya en Argentina, la historia más reciente de nuestro «Ferrocarril» es como sigue:

En 1999, las locomotoras con sus respectivos vagones dejaron de funcionar como servicio suburbano de pasajeros cuyos últimos clientes mayoritarios eran estudiantes de los colegios tradicionales capitalinos, siendo así el último tren suburbano con locomotoras a vapor de toda Suramérica.

El 31 de octubre de 2000 se promulgó la Ley Nº 1.615 que derogó la Ley Nº 126 y declaró al FPCAL como Entidad Pública del Estado en Reforma y Transformación. Luego, por Decreto Nº 12.914 del 25 de abril de 2001, el ente fue intervenido con miras al proceso de transformación y preparación para el traspaso a manos privadas.

Entre 2001 y 2002 fueron indemnizados totalmente 599 funcionarios, quedando la empresa con un pasivo laboral cero. Luego fueron recontratados 80 empleados.

Propuesta archivada

El 18 de febrero de 2002, en el Hotel del Paraguay, la Cooperativa Ferroviaria Pte. Carlos Antonio López Ltda., fundada por cooperativistas y obreros ferroviarios, suscribió un contrato de financiamiento con los representantes europeos de la holding suizo—alemán—austriaca Iron&Steel Plant Holding A.G. (hoy R&M Infrastructure Projects Holdings AG) y un contrato de gerenciamiento técnico con la consultora D.E. Consult AG (de Ferrocarriles Alemanes), para la total reconstrucción del ferrocarril nacional en su recorrido tradicional desde Asunción hasta Encarnación y el ramal de Abaí, sin aval ni garantía del Estado, un caso inédito en el Paraguay, pues por primera vez en su historia el Estado no perdería la propiedad ni arriesgaría absolutamente nada (no se haría responsable de ningún déficit).

En 30 de abril de 2002 el Poder Ejecutivo encabezado por el ex presidente, Luis Ángel González Macchi, promulgó el Decreto Nº 17.061 que creó Ferrocarriles del Paraguay S.A. (Fepasa), regido ya por las normas pertinentes del derecho privado, pero cuyas acciones aún son de propiedad del Estado paraguayo.

El único proyecto de rehabilitación del Ferrocarril  data del año 2013 por contar y cumplir con todos los requisitos jurídicos, técnicos y financieros, es el de la Cooperativa Ferroviaria Pte. Carlos Antonio López Ltda, pero quedó en proyecto. Paraguay ya no tuvo más tren desde 1999.

El director sigue

Sin embargo, hasta hoy, existe un director del Ferrocarril. Se llama Lauro Ramírez.

Los datos de Paraguay Ñande Reta dicen que el Ferrocarril de nuestro país se inauguró el 21 de octubre de 1861. Un siglo más tarde, luego haber estado en manos privadas desde 1889, la empresa ferroviaria volvió a ser propiedad del Estado. Y en 1999 dejó de funcionar, siendo el último tren suburbano con locomotoras a vapor de toda Sudamérica.

No hay tren en Paraguay, a pesar de que desde 2002 hay un proyecto de rehabilitación completa del ferrocarril, que cuenta con financiación propia sin aval ni garantía del Estado. Sin embargo, los gobiernos no quisieron rehabilitar, pero sí, tiene presupuesto para pagar personales y tiene su director.