Murió Barbara Walters, la mujer que revolucionó el periodismo en EE.UU.

Murió Barbara Walters, la mujer que revolucionó el periodismo en los EE.UU no sólo por ser mujer sino también porque lograba las mejores entrevistas en su tiempo. Fue la primera mujer en presentar un noticiero vespertino cuando se incorporó a “ABC Evening News” en 1976. En esta época, ella ya cobraba un salario de un millón de dólares al año porque su trabajo y su talento eran reconocidos.

En la época de Barbara Walters la industria de la comunicación social estaba dominada por los hombres. Ella fue la primera mujer en presentar un noticiero vespertino en Estados Unidos de América. Este fin de semana, la cadena ABC informó que ella murió a los 93 años.

“Tengo una triste noticia para compartir hoy. Barbara Walters ha fallecido esta noche en su casa de Nueva York”, dijo Bob Iger, consejero delegado de The Walt Disney Company, la empresa matriz de ABC, donde ella trabajó.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

“Bárbara era una verdadera leyenda, una pionera no solo por mujeres en el periodismo sino para el propio periodismo. Ella fue una reportera única en su campo que consiguió muchas de las entrevistas más importantes de nuestro tiempo”, agregó.

Presidentes de la República, líderes extranjeros como el egipcio Anwar Sadat o el cubano Fidel Castro y celebridades en cinco décadas de carrera figuran entre sus entrevistas logradas, que durante su tiempo, no era nada fácil.

“Todos nosotros echaremos de menos a Barbara y enviamos nuestro más sentido pésame para su hija, Jacqueline”, señaló Iger.

La periodista estadounidense ganó 12 premios Emmy. Nació en Boston el 25 de septiembre de 1929. Estudió en esa ciudad, en Nueva York y en Miami donde se graduó en Inglés en el Sarah Lawrence College. Posteriormente, comenzó a trabajar en la filial de NBC en Nueva York.

Entre otras personalidades, Barbara Walters entrevistó a Sadam Husein y Moammar Kadafi. Su deseo siempre fue que sea reconocida como «buena periodista» y «no como alguien que le hizo llorar a la gente». Fuente: Infobae.