Entre pañales y emociones: un vistazo íntimo al trabajo de la psicóloga perinatal

Lucia Acosta, psicóloga perinatal con seis años de experiencia, es paraguaya y actualmente vive en Brasil con su esposo y dos hijas. Su conexión con la psicología perinatal nació con la maternidad, y desde entonces se dedicó a ofrecer apoyo emocional durante el embarazo y el primer año de vida del bebé. En esta entrevista, compartirá su perspectiva sobre desafíos emocionales, desmitificará conceptos erróneos y explorará cómo la terapia perinatal puede tener un impacto positivo a largo plazo.

¿Cómo describirías tu rol como psicóloga perinatal y cuáles son tus áreas de especialización?

Como psicóloga perinatal, me especializo en ofrecer apoyo emocional y psicológico a mujeres, madres, parejas y familias desde el momento en que una mujer se cuestiona sobre la idea de la maternidad hasta el primer año de vida del bebé. Mi objetivo principal es ayudar a las personas y a las familias a enfrentar los desafíos emocionales y psicológicos que surgen durante esta etapa única y vulnerable de la vida. Brindo orientación en temas como la transición a la maternidad, el manejo del estrés, la ansiedad y la depresión perinatal, así como el fortalecimiento de los vínculos familiares.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Mi enfoque especializado se centra en comprender a fondo y abordar las diversas emociones que pueden surgir durante el embarazo y el posparto. Proporciono un espacio seguro donde las personas pueden expresar sus preocupaciones y encontrar estrategias efectivas para afrontar esta fase crucial de sus vidas. Además, abordo aspectos fundamentales como la lactancia, la sexualidad, la autoestima, la crianza y el duelo perinatal, brindando apoyo integral para el bienestar emocional y psicológico de las personas y las familias en este periodo. También ofrezco acompañamiento a mujeres que atraviesan otros ciclos vitales, proporcionando apoyo integral en sus procesos emocionales y psicológicos.

¿Cuáles son los desafíos emocionales más comunes que enfrentan las mujeres durante el periodo perinatal?

Durante el periodo perinatal, las mujeres experimentan significativas transformaciones en su cuerpo, mente, cerebro y vida. A menudo enfrentan desafíos como: 

Cambio de Identidad: La transición a la maternidad genera cuestionamientos, dudas y cambios en la identidad de esa mujer, permitiendo la integración de su nuevo rol de madre en todos los aspectos de su vida. Este cambio es un proceso único en cada mujer.

Estrés y Ansiedad: Las expectativas sociales y las preocupaciones sobre el bienestar del bebé pueden contribuir al estrés y la ansiedad.

Duelo y Pérdida: Experiencias de pérdida, como la muerte gestacional, neonatal y perinatal, así como los duelos por la pérdida del cambio y ritmo de vida, cambios físicos, en el ambiente laboral y en la vida que se llevaba antes de ser madre.

Presión Social: Las expectativas sociales pueden generar presión, afectando el cuidado de su salud en general. Estas presión a menudo resulta en culpa y sobrecarga mental, ya que se les atribuyen a las mujeres muchas veces las responsabilidades exclusivas de cuidado, administración del hogar, lo que dificulta su capacidad para delegar tareas, establecer límites y pedir ayuda.

Cambios en la Relación de Pareja: La llegada de un bebé puede modificar la dinámica de la relación de pareja, creando ajustes y desafíos. Este proceso no solo implica adaptarse a nuevas responsabilidades, sino también aprender juntos, descubrir nuevas facetas de la relación y crecer como pareja.

Es fundamental reconocer estos desafíos y procesos, para así,  buscar apoyo profesional o de grupos de apoyo para transitar el periodo perinatal de manera saludable.

¿Qué servicios o apoyo psicológico soles ofrecer a las mujeres embarazadas y a las nuevas madres?

Durante el periodo perinatal, las mujeres experimentan cambios profundos en su cuerpo, mente y en todos los ámbitos de sus vidas. Como psicóloga clínica y perinatal, me especializo en ofrecer apoyo emocional y psicológico a mujeres durante el embarazo y la maternidad.

Mis servicios incluyen psicoterapia individual y de pareja, así como prenatales psicológicos diseñados para abordar las necesidades emocionales a lo largo del proceso perinatal. Ofrezco una variedad de servicios que respaldan integralmente a las mujeres en su viaje hacia la maternidad, abordando aspectos emocionales, psicológicos y relacionales.

Además, me especializo en brindar apoyo en la preparación emocional para el parto y el posparto, así como en la preparación integral de la familia y su red de apoyo. Mi enfoque se centra en proporcionar las herramientas y el acompañamiento necesario para que la transición hacia la maternidad sea lo más saludable posible, abordando no sólo los aspectos individuales sino también fortaleciendo el apoyo familiar que rodea a la nueva madre.

¿Cuáles crees que son los mitos más comunes relacionados con la salud mental durante el embarazo y después del parto?

Las mujeres embarazadas están siempre felices: En realidad, las mujeres embarazadas pueden experimentar una amplia gama de emociones, incluyendo ansiedad y cambios de humor.

La depresión posparto es poco común: En realidad, afecta a un número significativo de mujeres y es esencial abordarla adecuadamente con apoyo profesional

Ser madre debería ser fácil, natural e instintual: La realidad es que la maternidad implica desafíos, aprendizajes y está bien buscar apoyo y pedir ayuda cuando sea necesario.

La salud mental no afecta al bebé: La salud mental de la madre puede tener un impacto significativo en el bienestar del bebé. La creencia de que estos aspectos están completamente separados es un mito perjudicial.

Hablar sobre la salud mental es señal de debilidad: Al contrario, buscar apoyo y hablar sobre la salud mental es un signo de fortaleza y autocuidado.

La salud mental solo afecta a las madres: A veces se pasa por alto el impacto de la salud mental en los padres y la familia en general. Es crucial reconocer que todos los miembros de la familia pueden verse afectados y necesitan apoyo.

La búsqueda de ayuda es innecesaria, es cuestión de organización: En realidad, buscar ayuda y apoyo puede ser fundamental para la salud de la familia

Después del parto todo vuelve a lo normal: La realidad es que la maternidad trae consigo transformaciones profundas. Todo cambia, desde las dinámicas familiares hasta las prioridades personales. Encontrar el equilibrio entre la vida individual y familiar se convierte en un proceso, y es fundamental reconocer y apoyar este periodo en la vida de las mujeres y sus familias.

Es importante desmitificar estas creencias para fomentar un entendimiento más realista de la salud mental durante el periodo perinatal.

¿Cómo puede la terapia perinatal beneficiar a las mujeres y sus familias en el largo plazo?

La terapia perinatal ofrece beneficios duraderos al proporcionar un espacio de apoyo y abordar aspectos emocionales y psicológicos específicos. Entre los beneficios se incluyen la mejora del bienestar emocional, el fortalecimiento de vínculos familiares, el manejo de desafíos de la maternidad, la prevención y tratamiento de problemas de salud mental, el apoyo en decisiones importantes, el desarrollo de habilidades parentales, el manejo del estrés continuo, el apoyo en transiciones de vida, el fomento del autocuidado y la prevención del impacto generacional. La terapia perinatal no solo se centra en el presente, sino que también en sanar el pasado y preparar  a las mujeres y sus familias con herramientas y recursos para afrontar los desafíos futuros de forma consciente y preservando el bienestar. 

PARA CONTACTAR CON LA PSICÓLOGA LUCIA ACOSTA:

Whatsapp: +5511958257365

Instagram: @psi.luciaacosta