Más mosquitos producen riesgos a la salud, a tener cuidado

Ante el aumento de casos de leishmaniasis en seres humanos, tanto en sus formas visceral y tegumentaria, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), pide tener cuidado con otro tipo de mosquito que se cría en casa, el flebótomo, que transmite la enfermedad a través de los perros, quienes actúan de reservorio y es la leishmaniasis, que inclusive puede ser fatal de no ser tratada a tiempo.

Esta semana las autoridades registraron un total de nueve casos confirmados de leishmaniasis visceral, localizados en los departamentos Central (3), Concepción (3), Itapúa (2), Paraguarí (1), y sin fallecidos por la enfermedad, de acuerdo con el Programa Nacional de Enfermedades Vectoriales, dependiente de la cartera sanitaria.

El rango de edades de las personas afectadas por la leishmaniasis visceral se encuentran en igual proporción entre los 1 a 4 años de vida (3) de ambos sexos, y en edades de 40 a 49 (3) sexo masculino, con predominio del sexo masculino 78 % (7/9).

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

El año pasado se contabilizó un total de 69 casos de leishmaniasis visceral, registrando un incremento de 19 %, con relación al 2021, que reportó 58 casos. Del total de casos confirmados, el 87 % (60/69) es del sexo masculino, afectando mayormente, en un 32 %, al rango de edad de 20 a 39 años.

La leishmaniasis se divide también en su forma tegumentaria y en lo que va del presente año se confirmaron cuatro casos, con lugar probable de contagio en los departamentos de Amambay (1), Caaguazú (1), San Pedro (1) y Concepción (1). Sin fallecidos hasta el último reporte, de los cuales el 100 % de los casos corresponde al sexo masculino y el 50 % de los afectados se halla en rango de 40 a 49 años de edad.

El año pasado reportaron 57 casos de leishmaniasis tegumentaria, 8 % más en comparación al año 2021, que registró 53 casos.

¿Qué es la leishmaniasis?

Son un conjunto de enfermedades infecciosas, parasitarias, con manifestaciones patológicas que difieren en su presentación clínica y en su pronóstico. Pueden afectar a los animales y al ser humano.

En humanos, se puede presentar cínicamente de dos formas: tegumentaria y visceral, siendo esta última su forma más grave que, de no ser tratada a tiempo, puede ocasionar la muerte.

¿Cómo se presenta?

Las dos formas que se presentan en el ser humano puede ser la tegumentaria, la cual genera lesiones ulceradas en la piel y/o mucosas. Por lo general afecta sólo en la parte externa del organismo.

Sin embargo está la forma más peligrosa, la visceral, que produce fiebre prolongada, desgano, anemia, pérdida de peso y agrandamiento de órganos internos.

¿Qué animales son parte de la cadena de contagio?

El perro es el principal reservorio de leishmaniasis visceral. Los signos presentes en el animal enfermo es fácilmente distinguible por su pérdida de peso, lesiones de piel (descamación y úlceras de piel, principalmente en el hocico, orejas y extremidades), conjuntivitis, fiebre, decaimiento y crecimiento exagerado de las uñas. En el perro no tiene cura y constituye una fuente de transmisión a las personas.

Una de las medidas más importantes para controlar la dispersión de la enfermedad es a través del control vectorial en las viviendas, eliminando la basura orgánica (restos de frutas, verduras, hojas en descomposición, entre otros) acumulada en los patios, para evitar que un insecto entre al ciclo de contagio. Este se trata de un mosquito vector conocido como flebótomo o llamado también en nuestro país como karachã que, así como otros de su tipo, también se reproduce en áreas humedas de los domicilios.

Métodos de prevención

Tal como se previenen las enfermedades pro arbovirosis, también al flobótomo se lo previene con repelentes de insectos, usando prendas de vestir que cubran todo el cuerpo, instalando tela metálica en puertas y ventanas además del uso de mosquiteros en las habitaciones de descanso.

Las leishmaniasis se hallan en 19 países de América y en 98 a nivel mundial. El promedio de contagio es de 60.000 casos de que afectan con lesiones cutáneas y de mucosa, y 4.000 de leishmaniasis visceral las cuales se diagnostican cada año nuestra región, con una tasa de mortalidad del 7 %.