Agresores del hijo de Zapag están imputados y Fiscalía llama a testigos a declarar

436

Los agresores de Benjamin Zapag, hijo del expresidente de Cerro Porteño, Raúl Zapag, están imputados y la Fiscalía llama a testigos para declarar. El fiscal, Juan Carlos Ruíz Díaz, confirmó la imputación por lesión grave contra, Marcelo Fretes y Héctor Grau, ambos jugadores de rugby, por la brutal agresión a Benjamín Zapag en el baño de la discoteca Morgan. Ambos jóvenes se exponen a hasta a 10 años de cárcel, aunque Fretes viralizó un mensaje donde le habla a Grau y le culpa a éste por haber golpeado al joven Zapag.

Mientras tanto, la policía ya tiene orden de captura de Marcelo Fretes y Héctor Grau y la búsqueda está en marcha.

Benjamín Zapag fue internado en una hospital privado, se sometió a una operación de 5 horas, porque tuvo triple fractura facial, maxilar y desprendimiento de la retina por los golpes. El hecho habíá ocurrido a las 2 de la mañana del domingo.

El informe médico señala que Benjamín Zapag sufrió un edema en la región peri-orbitaria izquierda, diagnosticándose una fractura orbitomalar del lado izquierdo. Se sometió a una cirugía maxilofacial que, una vez realizada, se verificó una fractura conminuta de piso de órbita lado izquierdo.

Rodrigo Nogues, dueño del local donde ocurrió el hecho afirmó que como el joven salió caminando, por eso los guardias no creyeron que se trataba de algo grave. No obstante, dijo que se puso a disposición de la Fiscalía.

Marcelo Fretes y Héctor Grau son integrantes de la selección paraguaya de rugby, y aquí ya fueron suspendidos y por la agresión protagonizada fueron suspendidos también a entrar a la cancha para ver el partido. Por ahora, ambos están prófugos.

Gustavo Borgognon, presidente de la Unión de Rugby del Paraguay, informó que los dos sospechosos ya fueron suspendidos de esta Unión mientras dure la investigación judicial. Dijo que quedará expectante a lo que la justicia resuelve sobre la situación de ellos.

Por su parte, el fiscal, Juan Carlos Ruíz Díaz, indicó que ya cuenta con las filmaciones y ordenó la desgrabación de la misma. Varios testigos fueron convocados para el 8 de noviembre.

La defensa.

Ricardo Preda, abogado de la defensa de la familia de Zapag, dijo que Benjamín no conocía a sus agresores, tampoco tuvo una discusión previa antes que se produzcan los hechos en el sanitario de la discoteca, por lo tanto no hubo motivo de la agresión, indicó.

Detalló que las fracturas sufridas en el rostro de Benjamín fueron muy graves, el mismo sigue vendado y no se conoce si podría tener algunas secuelas en su visión.

Preda indicó que la lesión grave según el código penal en la escala de hechos punibles, prevé hasta 10 años de pena privativa de libertad.

“Es un hecho punible doloso, no culposo, pues no es lo mismo ser golpeado en una pelea, que ser golpeado sin estar esperando o preparado”, agregó.

Hecho que se repite.

Norman Stanley, quien es abogado de la familia de Nara Ledesma, la joven que fue agredida en marzo de este año en la discoteca Morgan, mismo sitio donde dieron la golpiza a Benjamín Zapag, sostuvo que el nivel de violencia que hoy se ve ya “sobrepasa lo normal”.

Recordó que la joven Nara sufrió graves secuelas en el rostro con más de 50 puntos; que los daños sicológicos y traumas que quedaron “son irrecuperables”, y que hasta tiene miedo de volver a salir.