Procesada por supuesto borrado de alerta roja en la INTERPOL logra prisión domiciliaria

La agente policial, Gabriela Vasso Mosqueira, imputada por supuesto borrado de alerta roja de la INTERPOL logró obtener prisión domiciliaria luego de ofrecer un inmueble como garantía por valor 712 millones de guaraníes. Con ello, pudo demostrar que no tiene intención de fuga ni obstruir a la justicia, según evaluó la Fiscalía que recomendó su aceptación.

En consecuencia, el juez Camilo Torres, dio curso a la petición de arresto domiciliario, en vez de la prisión preventiva que la procesada estaba cumpliendo.

Vasso Mosqueira está procesada por frustración de la persecución y ejecución penal en el caso de supuesto borrado de la alerta roja de Interpol a favor de la esposa del narcotraficante uruguayo, Sebastián Marset. 

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

La Fiscalía sostiene que Vasso colaboró en su indagatoria con importantes datos y ofreció la garantía suficiente. Por lo tanto, la fiscal, Irma Llano, no se opuso al pedido de la defensa, “siempre y cuando se agreguen toda la documentación ofrecida”, sobre el inmueble ofrecido.  

La Fiscalía dice que Vasso Mosqueira trabajaba en la INTERPOL y su función era indicar o reportar a sus superiores jerárquicos los hechos consistentes en la confirmación de las eliminaciones de alertas rojas, cuyas acciones son reconfirmadas por la Secretaría General de la Interpol (Lyon, Francia) a través de un correo electrónico.

De ahí que Casso tenía conocimiento de lo que ocurrió. Supo que se modificó la alerta roja que había contra Gianina García, esposa de Marset, y José Estigarribia, secretario del mismo.