Suma y sigue: Otra vida perdida en Pedro Juan Caballero

En la tarde del lunes ocurrió otro atentado en la capital del departamento de Amambay. Aproximadamente a las 16:40, desconocidos atentaron contra un empresario dedicado a la instalación de pozos artesianos. Las investigaciones intentarán dar con los autores del crimen.

Por cierto, el parte policial de la comisaría 7ª Amambay, menciona que el fallecido fue identificado como Marcos Daniel González Chilavert, paraguayo de 42 años, propietario de la empresa Líder, Pozos y Mantenimientos dedicada a la perforación y mantenimiento de pozos subterráneos para captación de agua.

Es incuestionable que el asesinato, viene con olor a mafia de frontera y fue perpetrado sobre un camino vecinal conocido como Callejón Mafusi, ubicado al sur de la ciudad en un área escampada sin mucho tráfico.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Al mismo tiempo, muy pocos datos maneja la investigación y de momento sólo se tiene la versión de la familia quienes recuerdan que el empresario fue citado por un supuesto cliente para concretar un servicio en la zona del Callejón Mafusi.

Cerca del sitio, fue encontrada la camioneta de González Chilavert, con la puerta abierta y en el piso se encontraba su cuerpo con rastros de haber sido ultimado en un crimen por encargo.

Consultado por la prensa local, el médico forense César González expuso que el empresario fue blanco de 22 disparos y entre los que le produjeron la muerte, se encuentran los tiros ingresados por la cabeza, el cuello y la espalda. Estos últimos, aparentemente para rematarlo luego de haber caído.

Del sitio donde ocurrió el asesinato se levantaron al menos 30 vainillas de pistola 9mm, y lo poco que se maneja es que lo interceptaron en un automóvil por las marcas de neumáticos que se encontraban aún intactas.

De los sicarios que lo ultimaron poco se sabe por ser un área libre y sin testigos.