Presencia irregular de la Armada podría traer conflicto diplomático con Argentina

Una vez más, miembros de la Armada Paraguaya se encuentran en la mira por un supuesto hecho de invasión de soberanía ocurrido en la localidad de Punta Ñaró, cercano a la ciudad de Ituzaingó. Según denuncias que llegaron a oídos del gobernador de la provincia de Corrientes, uniformados paraguayos cruzaron hacia aguas de Argentina para extorsionar a pescadores locales e intentar remolcar su embarcación hacia el lado paraguayo.

Un día de pesca se volvió una pesadilla para unos pescadores argentinos que se encontraban pescando en la zona de Ituzaingó Corrientes, cercano a Ayolas. En un momento dado, estos fueron abordados por personal de la Armada Paraguaya, quienes pretendían a toda costa extorsionarlos según la denuncia y además remolcarlos hasta aguas paraguayas.

En esta zona siempre se desatan este tipo de conflictos entre pescadores y militares paraguayos debido a una peculiar ubicación del archipiélago en medio de río Parana. Si bien el territorios de las islas Apipé Grande y Apipé Chica son argentinas, las aguas del Paraná que circundan las mismas son de soberanía paraguaya, convirtiéndose en enclaves argentinos en Paraguay.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Aprovechando esta brecha, en el sitio se suelen dar abordajes de los militares paraguayos a embarcaciones argentinas quienes llegan al sitio motivados por la pesca deportiva y de subsistencia.

Denuncia diplomática

El gobernador de la provincia de Corrientes Gustavo Valdés, en conferencia de prensa denunció públicamente lo ocurrido y dijo que los pescadores fueron intimidados por los uniformados de la prefectura paraguaya. A su criterio es un atentado a la soberanía argentina en cuanto a sus límites y también a la provincia de Corrientes, en cuanto a la jurisdicción sobre sus recursos naturales.

Aseguró que no dejará pasar este hecho y que se están tomando las medidas pertinentes,. Se están haciendo las denuncias correspondientes en la Prefectura Naval Argentina, estamos solicitando el desplazamiento de los medios.

A su vez ya pidió a la Cancillería del vecino país tomar cartas en el asunto por la dimensión del problema que se viene dando en dicho sitio y que se pueda velar el cumplimiento de los tratados internacionales para la libre navegación del río Paraná.

Finalizó diciendo que esta es una zona difícil, la cual debe haber un uso común con los hermanos paraguayos, para que tengamos una buena convivencia.