HABÍA UNA VEZ (VII) Los Teenagers paraguayos y Equipo 87

Por Óscar Martínez Pérez

Los sesenta fueron años pródigos en músicos y grupos musicales muy notables. Tal vez coincidente con la irrupción de THE BEATLES que fue un faro que iluminó el camino de una nueva generación que se vio reflejada en la rebeldía y desenfado de nuevas actitudes ante la vida y la sociedad. Es probable que las causas sociológicas e históricas fueran múltiples pero estas no serán analizadas en esta oportunidad; sin embargo, vamos a señalar que nuestro país no ha escapado a la “nueva ola” que sacudía a todo el mundo.

La inteligencia auditiva y la creatividad artística fueron las herramientas principales de estas nuevas generaciones que aguzaron el oído más allá de las partituras para desarrollar el talento musical. El músico “orejero” se volvió una realidad en casi todas las orquestas, sin perjuicio de que para responder a un futuro profesional, debía necesariamente incorporarse a la “academia” para interpretar la música escrita.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp


Los grupos musicales aparecieron y se multiplicaron en aquella década en variada cantidad y alta calidad, todas -o casi todas- calcando “al carbónico” las músicas grabadas en los grandes centros de producción de discos. Pero definitivamente todas imprimiendo un sello característico adaptado al gusto del público paraguayo. Las agrupaciones nacionales se esmeraban en la adquisición de instrumentos y
equipos importados de los EE.UU. inversiones que redituaban en beneficio del excelente sonido que mantenían los músicos paraguayos. Los extranjeros por entonces, todavía se presentaban en nuestro país con equipos fabricados generalmente en sus países de origen. Es de justicia mencionar que conocieron los buenos instrumentos y equipos de nuestros músicos.


Lucho Brossard había creado un grupo musical allá por 1960. El año de 1963 vio nacer a los TEENAGERS con el mismo LUCHO BROSSARD como líder de la banda, integrada por TIN CABAÑAS en la batería, ADOLFO MONGES en el piano eléctrico, GUSTAVO BARRIOS en bajo, CARLOS ALVARENGA en el saxo, en la voz RUBEN ANTONIO GÓMEZ (previamente baterista y luego bajista) que ya venía de actuar
exitosamente con TIDE SMITH en los recordados sábados de la Confitería Vertúa y LUIS CARLOS como cantante también.

No faltaron las creaciones propias, incursionando estos talentosos músicos en la composición musical y arreglos propios de la orquesta. Pero es la difusión de los temas musicales de grupos y artistas extranjeros la que opacaba a nuestra excelente producción musical; las radioemisoras recibían cotidianamente los últimos éxitos de la discografía mundial -fundamentalmente de la Argentina-que ocupaban casi todo el espectro musical de aquella época. En consecuencia, en los bailes y presentaciones de nuestros grupos musicales se debían, necesariamente, interpretar las canciones que el público escuchaba por radio a todas horas.

Los TEENAGERS supieron incorporar a su repertorio, además de las creaciones propias, muchos de los “covers” clásicos, de temas en inglés de grandes grupos, pero traducidos al castellano. Este grupo fue uno de los más renombrados exponentes de la música; y siguió siéndolo durante mucho tiempo. Cuando Lucho Brossard decide continuar su exitosa carrera musical en Buenos Aires, el grupo queda en la disyuntiva de disolverlo o continuar con otro nombre, ya que el de Teenagers era perteneciente a Lucho Brossard.

Entonces se discute qué nombre le pondrían a la agrupación que continuaría con el éxito que supieron ganar en la época anterior. Rubén Antonio Gómez, consultado sobre el origen del nuevo nombre, expresa que en una gira que habían realizado por la Argentina, específicamente por Corrientes, encuentran un grupo musical llama EQUIPO 85 que a su vez había tomado la idea de esta denominación de un grupo musical italiano, EQUIPO 84 por entonces de moda.

La idea de cambiar el número de tan original denominación surgió de Rubén Antonio que lo propuso a los demás compañeros que lo adoptaron y registraron a nombre de todos. La información es fidedigna ya que fue proporcionada por el mentor de la nueva denominación. Fue así que el EQUIPO 87 vino a dar continuidad a una excelente agrupación musical que triunfó durante bastante tiempo más en nuestro país.

Una pléyade de músicos se sucedieron posteriormente en el EQUIPO 87, como el gran baterista RIOLO ALVARENGA y luego TOTI MOREL otro gran baterista; HUGO PEREZ (trombón) y MICKEY VALLEJOS (trompeta); tecladistas fueron el DR. JORGE JARA YORK, RICARDITO ORREGO y HERIBERTO AYALA; guitarristas como ZENON VIDAURRE, FITO COVELLI, CESAR GONZALEZ; también fueron integrantes de este grupo musical FERNANDO GRANADA, OSCAR CABRERA, ROBERTO BENITEZ y vocalistas como JUAN ZORRILLA, RUBEN DARIO RIVEROS y una voz femenina de inigualables condiciones como MIRTHA
GRACIELA BARRIOS.


Este grupo de músicos dejó escrito en letras de molde aquella generación de talentos que dieron lustre
a la música popular en nuestro país y que permanece en el recuerdo de la gente que ha tenido la
felicidad de disfrutar de su maravilloso sonido.