Narcos producen más cocaína en Europa y el impacto en Paraguay

La gráfica muestra la ruta aéreas utilizadas por los narcotraficantes para el envío de drogas.

Según el último informe sobre drogas de la Unión Europea, parte de la producción de cocaína se ha trasladado desde América Latina hacia Europa, a medida que los grupos criminales exploran nuevos métodos de tráfico y las autoridades refuerzan la cooperación transatlántica. Tanto las incautaciones como el consumo de drogas siguen aumentando en Europa, según las conclusiones publicadas el 11 de junio por el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction, EMCDDA).

Tradicionalmente, los traficantes convertían la coca en clorhidrato de cocaína en Sudamérica y luego exportaban el producto final a Europa. Pero ahora cada vez más exportan sustancias intermedias, como pasta de coca y base de cocaína, para su procesamiento final al otro lado del Atlántico.

«Siempre vimos los laboratorios de procesamiento de cocaína a pequeña escala, pero ahora los estamos viendo a gran escala», declaró a InSight Crime Andrew Cunningham, responsable del área de mercados, criminalidad y reducción de la oferta del EMCDDA, en enero de 2024.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Una serie de desmantelamientos de laboratorios en países europeos ha evidenciado este cambio. En noviembre de 2023, la Policía Judicial de Portugal desmanteló un laboratorio equipado para transformar pasta de coca en más de 100 kilogramos de clorhidrato de cocaína a la semana. Varios meses antes, las autoridades españolas desmantelaron uno de los mayores laboratorios de transformación de pasta de coca encontrados en Europa, con una producción estimada de 200 kilogramos de clorhidrato de cocaína al día.

El impacto en Paraguay

Paraguay, situado estratégicamente en el corazón de América del Sur, históricamente considerado un país de tránsito para el tráfico de drogas. Aunque la producción de cocaína en Europa podría parecer una noticia lejana, las redes de narcotráfico que operan en Paraguay están profundamente conectadas con los flujos de drogas hacia Europa.

La presencia de organizaciones criminales en Paraguay, que se benefician del tráfico de drogas, no solo afecta la seguridad interna, sino que también contribuye a la corrupción y la violencia. Las autoridades paraguayas han intensificado sus esfuerzos para combatir el tráfico de drogas, colaborando estrechamente con agencias internacionales. Sin embargo, los desafíos son enormes debido a la sofisticación de las redes de narcotráfico y la corrupción que permea varios niveles de la sociedad.

Innovación y corrupción mantienen a los traficantes en el negocio

Los traficantes importan la mayor parte de la cocaína a Europa a través de puertos marítimos para contenedores. Según el reporte, a medida que los puertos refuerzan su seguridad, los traficantes intentan adelantarse al accionar de las autoridades.

Para evitar su detección, los narcotraficantes ocultan el clorhidrato de cocaína en una variedad cada vez mayor de materiales legales, para luego extraerlo químicamente una vez que la mercancía pasa los controles de seguridad. Uno de los métodos más recientes consiste en ocultar la droga en agua de coco. El 11 de junio, la policía colombiana incautó 176 kilos de cocaína con destino a España, la cual había sido camuflada bajo esta modalidad.

Según el informe, los grupos narcotraficantes también se enfocan cada vez más en agentes clave de los sectores policial y comercial, a los que corrompen e intimidan. En Paraguay, esto se refleja en varios casos de corrupción dentro de las fuerzas de seguridad y el sistema judicial, lo que dificulta la lucha efectiva contra el narcotráfico.

Mayor cooperación con aliados latinoamericanos

Los dirigentes políticos de la Unión Europea están reforzando la cooperación con sus homólogos latinoamericanos para tratar de combatir el aumento del tráfico de cocaína, señala el reporte. Para ello, la Unión Europea está concluyendo negociaciones de acuerdos internacionales de cooperación judicial con Argentina, Brasil y Colombia y ha empezado a negociar acuerdos de intercambio de datos personales entre Europol y Bolivia, Brasil, Ecuador, México y Perú.

Paraguay, aunque no mencionado explícitamente en estos acuerdos recientes, también ha buscado fortalecer la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico. La colaboración con países vecinos como Brasil y Argentina es crucial para abordar este problema, ya que las rutas de tráfico de drogas a menudo cruzan las fronteras nacionales.

“Estamos fortaleciendo la red”, afirmó Ylva Johansson, Comisaria Europea de Asuntos Internos, durante la presentación.

Sin embargo, hasta ahora, las medidas que se han tomado no han tenido un impacto significativo. La mejora de los controles ha hecho que los grupos criminales se adapten en lugar de reducir la oferta de cocaína en Europa, reconoce el informe.

El traslado parcial de la producción de cocaína a Europa presenta nuevos desafíos para países como Paraguay, que ya están luchando contra el narcotráfico y la corrupción. La cooperación internacional y los esfuerzos internos deben ser intensificados para enfrentar este problema complejo que afecta tanto a la seguridad como a la economía del país.

LEA TAMBIÉN: Cocaína incautada en el Aeropuerto Silvio Pettirossi pesó 976 kilos, informó la Policía

FUENTE: https://insightcrime.org/