Funcionario del BCP y una conducta con olor a prevaricato

JUEZ Y PARTE, EN EL BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY (II)

Misteriosamente, la misma Superintendencia de Bancos omitió investigar a José Cantero Sienra como gerente de una empresa privada, que años después fue sancionada pero ya con el citado funcionario siendo miembro activo del BCP.

Llamativamente, la Superintendencia de Bancos dejó pasar cinco años ante de iniciar el sumario, dando tiempo para la impunidad o buscando el blanqueo de Cantero Sienra. Nuestras fuentes hablan de la existencia de graves faltas cometidas durante la administración de Cantero Sienra. Se habrían ocultados pérdidas cercanas a los 100 mil millones de guaraníes. Eso se habría realizado durante varios ejercicios en que Cantero Sienra era gerente general de la entidad financiera privada.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Siempre según nuestras fuentes, incluso habría prevaricato del funcionario de la máxima instancia bancaria del país. Cantero Sienra dictó una resolución sancionando a la entidad en cuestión por irregularidades detectadas. El detalle es que Cantero Sientra, anteriormente, era -nada mas y nada menos- que el gerente general de la hoy empresa sancionada.

Lo más raro es que la máxima entidad del BCP firmó el acto administrativo blanqueando a Cantero Sienra en su calidad de anterior gerente general de la entidad sancionada. Es decir, que el BCP decidió «no investigar» el tiempo en que Cantero Sienra era administrador. Conste que la misma Superintendencia de Bancos afirmó qué las anomalías se cometieron desde 2016, época en que Cantero estaba a cargo de la entidad privada.

Otro dato llamativo es que Cantero Sienra no se inhibió del expediente que le involucraba, por lo que se convirtió en su propio árbitro, que constituye un avieso caso de conflictos de intereses. Es decir, no se investigó el tiempo que él estuvo en la entidad financiera privada y fue el propio magistrado para el blanqueo que le sacó toda responsabilidad en la parte que le involucra.

La entidad sumariada incurrió en graves irregularidades, al evitar reconocer pérdidas por lo menos desde el 2016, que repercutió en los ejercicios subsiguientes, exponiéndose así erróneamente los balances y resultados de la institución. Recién tiempo después, se reconocieron las sumas de dinero que se venían ocultando, que era desde la época que Cantero Sienra era el gerente general.

Cantero Sienra renunció como gerente de la entidad en 2017 y fue al directorio del BCP, asumiendo como presidente en el 2018. Recién en el 2022, la Superintendencia de Bancos inició el sumario, que repetimos excluyó la gestión de Cantero Sienra, de esa forma fue absuelto de pena y culpa.

La Tribuna inició una serie de notas buscando aclarar el citado caso. Pues se trataría de prevaricato  y auto blanqueo del propio directorio del Banco Central del Paraguay. En síntesis, estamos hablando, primero, de un pensado maquillaje contable que generó resultados ficticios, y que luego derivó en el intento de impunidad para uno de los responsables.