Celulares «crean problemas» a militares de alto rango de época de Bolsonaro en Brasil

La Policía Federal de Brasil, ahora bajo la Presidencia de Luis Inácio «Lula» Da Silva, informó sobre el hallazgo de teléfonos celulares que militares de alto rango tenían y que los mismos tendrían las pruebas de un plan de golpe de Estado para mantener en el poder a Bolsonaro a pesar de la derrota en las elecciones presidenciales.

En la imagen, unas de las manifestaciones realizadas por bolsonaristas contra Lula, en Brasilia.

Uno de los involucrados es el teniente coronel, Mauro Cid, que era asesor del ex presidente, Jair Bolsonaro. Según la Policía Federal, Cid tenía su celular bajo custodia policial. Cid actualmente está detenido por falsificación de las cartillas de vacunación, incluida la del expresidente y su familia, para poder sortear las restricciones de viaje por la pandemia del coronavirus, según datos del diario O Globo.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Este periódico reveló que el teléfono de Cid guardaba mensajes, audios y documentos sobre las supuestas maniobras golpistas. Inclusive, contenía el borrador de un decreto de Garantías de Ley y Orden. Según este documento, Bolsonaro podía convocar a las Fuerzas Armadas si no podía mover al resto de las fuerzas públicas. Cid ya fue convocado a declarar, pero se abstuvo. Fue dentro de la Policía Federa

Más involucrados

La Policía Federal informó que también encontró indicios de una supuesta trama golpista en otros teléfonos móviles, entre ellos los del mayor retirado Ailton Gonçalves Barros y el coronel Elcio Franco, reveló el citado periódico.

Los investigadores encontraron un intercambio de mensajes entre Cid y Barros, a quien se requisó el teléfono en relación de otra investigación -en la que también está inmerso Cid- sobre las maniobras irregulares del círculo cercano de Bolsonaro para recuperar unas joyas regaladas por Arabia Saudí.

De esta manera, los teléfonos celulares «complican» la vida de los mencionados militares que ahora son investigados por la Policía Federal.