Messi dio vida a la selección argentina y desató euforia. Ahora, el albiceleste debe ganar a Polonia

El gol de Messi ante la selección mexicana dio vida a la selección argentina y desató euforia en el estadio, en su país, en Sudamérica y en todo el mundo donde el ídolo es el número 10 del albiceleste. Con el pase de Ángel Di María, Messi no dudó ni un segundo para colocar la pelota, por abajo (foto), a la izquierda del arquero de México, Guillermo Ochoa.

Ese primer gol trajo tranquilidad a su equipo que mejoró, luego de la caída ante Sudáfrica el martes pasado. México se cerraba mucho en los primeros tiempos y hacía difícil que los jugadores argentinos ingresen al área, hasta que vino Messi a abrir el marcador.

Por si fuera poco, cuando ya estaba por concluir el primer tiempo, Enzo Fernández amplió el marcador para el albiceleste con un golazo, al ángulo izquierdo del arquero. Messi tiró la pelota ubicándose en la media luna frente al arco, pero desde fuera del área, mientras Fernández también tiró desde fuera del área pero aún más lejos que Messi.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Con el triunfo consumado, Argentina sumó sus primeros tres puntos en el Grupo C, donde Polonia es el primero del grupo, porque ganó a Arabia Saudita y de esa manera las 4 unidades. En tanto, los aztecas quedaron últimos con un punto, prácticamente sin chance para la clasificación .

Debe ganar el miércoles

Sin embargo, aún no está despejado todo el camino hacia la clasificación para Argentina. Debe ganar a Polonia el próximo miércoles. Polonia derrotó a Arabia Saudita y llegó a 4 puntos y los asiáticos se quedaron con 3. De esta manera, la victoria de hoy del albiceleste dejó la zona muy pareja y las dos clasificaciones se definirían en la última jornada. No obstante, Argentina está mejor posicionada de cara al desenlace del grupo y Messi fue el protagonista principal que abrió la esperanza a su selección.

Messi completó 21 partidos en los torneos mundiales y alcanza a Diego Maradona como el jugador argentino con más partidos en este tipo de competencia. Jugó sus 21 partidos mundialistas entre las cuatro ediciones en las que participó, entre 1982 y 1994, incluyendo la inolvidable de México-1986.

Messi debutó en el torneo en Alemania-2006 y desde ahí no dejó de integrar la selección de Argentina. Llegó a Doha con 19 partidos disputados, tres en 2006, cinco en 2010, siete en 2014 y cuatro en 2018. A ello suma los dos primeros de Argentina en este 2022, ante Arabia Saudita (derrota 2-1) y ahora contra México, ambos en el estadio de Lusail. En el primer partido ante los sauditas, Messi alcanzó la cifra de 20 duelos en Mundiales, igualando con Javier Mascherano, al que ahora deja atrás.

Si Messi juega el miércoles en el tercer partido contra Polonia, establecerá ya un nuevo récord nacional al llegar a 22. Se acercará así a los jugadores argentinos que más partidos han disputado en Mundiales en toda la historia.