Real Madrid le ganó por penales al Manchester City por los cuartos de Champions

En el Etihad Stadium, el Real Madrid le ganó por penales al Manchester City por 3-4 y pasa a semifinales. En los noventa termino uno a uno y el global fue cuatro a cuatro. Los blancos jugarán ante el Bayern de Munich en la siguiente fase

El clásico moderno. Una costumbre de los últimos años en estancias finales del torneo más importante de Europa. Una vez más los dos mejores equipos nos hacen palpitar futbol en su estado puro

Primer tiempo: Efectividad

Esa palaba define el primer tiempo del partido. El comienzo fue con mucho estudio. Ambos equipos se dispusieron a evaluar las posibilidades  y crear los espacios. Pero solo hay una cosa que no se puede controlar y es el talento individual. Pelota larga a Bellingham, baja el balón de forma extraordinaria, pase al lateral, que tira un pase atrás a Rodrygo, ataja el arquero y en el rebote pone el uno a cero a los doce.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

De ahí en más los merengues volvían a su tradicional estilo de juego. Replegados, buscando los espacios para el contragolpe. El City comenzó a dominar el juego. Tuvo grandes chances de gol a largo de los treinta y dos minutos que restaban de la primera mitad.

Pero como bien dice el subtítulo, la efectividad no fue amiga del City.

Lee más: Alex Arce tras doblete en LDU viajó por la delicada salud de su abuelo

Segundo tiempo: Cambio clave

La ausencia de la creatividad era notable. No cambio el guion que uno esperaba en los primeros minutos del complementario. El Manchester City dominaba desde la posesión, pero no sirve la misma sin esa pizca de imaginación. Eso hacía muy predecible a los dirigidos por Guardiola. Mientras que el Madrid, con el autobús y el contragolpe.

Clave el cambio de Doku por Grealish. El Belga con su habilidad y velocidad logro romper con la monotonía y minutos después de su ingreso quedo mano a mano con Carvajal, remato al arco, Lunin y el rebote, y apareció el gran Kevin de Bruyne a los setenta y seis para el gol del empate.

El dominio fue del City, con situaciones claras de gol desde el sector izquierdo. Pero todo termino con incertidumbre, para los no hinchas y mucho más para los fanáticos de ambos clubes.

Primer tiempo extra: Dominio SkyBlue

Los primeros quince fueron un monologo del City. La pelota giro solo en campo del Real Madrid. Y la desgracia seguía para los blancos. En uno de los tímidos ataques, Vini Junior sentía molestia en el muslo izquierdo y tuvo que salir. Pero, una vez más, la eficacia estuvo ausente.

Segundo tiempo extra: Cansancio

El cansancio de ambos equipos era notable. Con sus últimas cargas de oxígeno intentaban llegar al arco rival. Las piernas temblaban, y el factor mental fue fundamental. Todo termino igual.

Penales: No es suerte, es fortaleza

Lo que caracteriza a esta definición, es la incertidumbre de saber quién tiene la mejor cara para afrontarlos.

Y si hay un club que tiene fortaleza en Champions, es el Real Madrid.

Manchester City: Julián Álvarez, Bernardo Silva (fallo), Mateo Kovacic(fallo), Phil Fhoden y Ederson.

Real Madrid: Luka Modric (fallo), Jude Bellingham, Lucas Vázquez, Nacho Fernández y Antonio Rudiger.

4-3 a favor y el Real Madrid a semis.