Nutrición Infantil: Consejos para una Alimentación Complementaria Saludable.

En esta entrevista la Lic. Verónica Molina, nutricionista especializada en Nutrición Materno Infantil, cuyo interés en el campo se despertó tras convertirse en tía, nos habla sobre la importancia de comenzar la alimentación complementaria alrededor de los 6 meses y nos proporciona pautas para una introducción segura y gradual de alimentos sólidos. Además, abordam la inclusión de nutrientes clave, alimentos a evitar y consejos prácticos para promover hábitos alimentarios saludables desde una edad temprana.

¿Cuándo es el momento adecuado para comenzar con la alimentación complementaria y por qué es importante esperar hasta ese momento?

Lo recomendable es iniciar con la A.C a los 6 meses, ya que es importante que los primeros 6 meses de vida del bebé fomentemos la lactancia materna exclusiva que es lo mejor para cada niño.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Para poder ingerir alimentos diferentes a la leche, es ideal que el organismo tenga la maduración necesaria a nivel neurológico, renal, gastrointestinal e inmune y que adquieran las destrezas psicomotoras que permiten manejar y tragar de forma segura los alimentos, y ésto ocurre alrededor del sexto mes de vida.

¿Cuáles son los primeros alimentos sólidos recomendados para los bebés y por qué son apropiados en esta etapa?

Eso va a depender de cada familia, pero debemos tener en cuenta que hay que introducir todos los grupos de alimentos: frutas, verduras, cereales o carbohidratos, proteínas y grasas saludables, de manera progresiva para cubrir con los requerimientos nutricionales de ese bebé.

¿Cómo puedo reconocer las señales de que mi bebé está listo para iniciar la alimentación complementaria?

Éstas señales aparecen alrededor del sexto mes de vida y son:

  •  Presentar un interés activo por la comida.
  •  La desaparición del reflejo de extrusión (expulsión de alimentos no líquidos con la lengua).
  •  Ser capaz de agarrar la comida con la mano y llevarla a la boca.
  •   Mantener la postura de sedestación con apoyo.

¿Cuál es la importancia de introducir nuevos alimentos gradualmente y cómo se puede hacer de manera segura?

Es importante que podamos introducir diferentes alimentos de cada grupo para generar variedad y cubrir con todos los requerimientos nutricionales del bebé.

La última recomendación habla de no ofrecer el alimento por menos de 1 día ni tampoco mas de tres, entonces en consultorio ofrecemos 1 a 2 días cada alimento nuevo, teniendo en cuenta que en un mismo día no debemos ofrecer mas de un alimento nuevo, ya que, si genera algún tipo de reacción alergica no podriamos identificar a cuál alimento fué.

¿Qué nutrientes clave deben incluirse en la dieta de un bebé durante la fase de alimentación complementaria?

El nutriente clave en esta etapa es el hierro, ya que las reservas de hierro proveídas por la madre durante el embarazo disminuyen a partir del 6to mes de vida del bebé, por eso es importante consultar con el pediatra por suplementación e incluir alimentos ricos en hierro en la alimentación complementaria (carnes, legumbres, cereales como quinoa, huevo, higado)

Otro nutriente clave es la fibra, que no solo favorece la salud digestiva si no que también es fundamental para la modulación de la microbiota (en la microbiota intestinal se encuentra el 70% del sistema inmune).

Al consumir fibra lo que hacemos es promover el crecimiento de las bacterias beneficiosas del intestino y ésto hace que tengamos una microbiota equilibrada lo que es fundamental para una buena salud.

La fibra encontramos en cereales integrales, frutas, verduras, legumbres.

¿Hay alimentos que se deben evitar durante esta etapa y por qué?

Lo que debemos evitar antes del año son:

  • Edulcorantes y azúcar (pueden interferir con las preferencias alimentarias y no aportan nutrientes)
  • Jugos (ya que no aportan fibra y pueden interferir con la preferencia de los alimentos)
  • Alimentos crudos (por riesgo a intoxicación)
  • Cafeína (por ser estimulante)
  • Miel (por riesgo al botulismo)
  • Leche de vaca (por riesgo a alergia)
  • Alimentos esféricos, duros y pequeños (por riesgo de atragantamiento)

¿Cuáles son algunos consejos prácticos para hacer que la experiencia de alimentación sea placentera y saludable para el bebé y los padres?

Primero bajar las expectativas de cantidad y enfocarse en la calidad de los alimentos, teniendo en cuenta que la alimentación complementaria debe darse bajo el enfoque de alimentación complementaria perceptiva, es decir, respetar las señales de hambre y saciedad del bebé, comer todos en un ambiente tranquilo sin distractores y ofrecer variedad.

No todos los bebés comen al mismo tiempo y de la misma manera, entonces es importante que no nos enfoquemos solamente en el método.

Para que la alimentación complementaria sea exitosa, la clave está en ofrecer variedad y dejar que el bebé use todos los sentidos a la hora de comer. 

¿Cómo se puede adaptar la alimentación complementaria a las necesidades específicas de un bebé, como alergias alimentarias o preferencias individuales?

Eso trabajamos en el consultorio, las alergias pueden llegar a ser algo pasajero en esta etapa por eso es importante informarse bien, y en cuánto a las preferencias, es fundamental entender que las repeticiones logran la aceptación, y que niños alimentados con leche materna los primeros meses de vida necesitan MENOS repeticiones para lograr la aceptación, ya que estan familiarizados con los sabores que pasan a través de la leche materna dependiendo de la alimentación de la madre.

¿Cuál es el papel de la leche materna o de fórmula durante la introducción de alimentos sólidos?

La leche materna o de fórmula es el alimento principal hasta el año, cubre un 80% aproximadamente de los requerimientos diarios, por eso es fundamental entender que la alimentación complementaria, como dice su nombre: COMPLEMENTA a la leche materna o de fórmula y bajo ningún punto de vista una comida debe reemplazar las tomas de leche.

¿Cómo podemos fomentar hábitos alimentarios saludables desde una edad temprana y prevenir problemas futuros?

Es importante generar una rutina a la hora de comer, que los padres sean el ejemplo en cuánto a alimentación porque los chicos copian los hábitos de los padres, evitar distractores a la hora de comer, ofrecer variedad y color en el plato, no ofrecer las comidas como premio o castigo, limitar el consumo de alimentos que no sean tan saludables en el hogar y sobre todo disfrutar los tiempos de comida en familia. 

 Dirección, contacto y redes sociales para reserva de turnos. 

Instagram: @veromolina.nutricion

Facebook: Vero Molina Nutricion.

Correo: [email protected]

Reserva de turnos presenciales/online:

Masquelier Pediatría: 0983 011 000- Teniente Héctor Vera 1469, Asunción, Py.

Espacio 280: 0976 955 175- Santísimo Sacramento 286, Asunción, Py.