Delicada situación de pacientes oncológicos los obliga a manifestarse por sus propias vidas

Con todo lo que conlleva sobrevivir sus propias experiencias con el cáncer, varios pacientes oncológicos se manifestaron frente a la sede del Ministerio de Salud para que de una vez puedan ser atendidos sus reclamos mínimos de tener acceso a medicamentos de forma regular y sin dilataciones por sus mismas condiciones de salud.

Con sus limitaciones propias y prácticamente desafiando sus propios inconvenientes, varios pacientes con cáncer se manifestaron frente a la sede del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social sobre la avenida Pettirossi, bloqueando uno de los accesos principales al Mercado Municipal 4.

Increíblemente desatendidos en sus necesidades básicas de acceso a los medicamentos, los pacientes encontraron como último recurso salir a protestar por sus propias vidas, principalmente por el recorte de 13 millones de dólares en el presupuesto del Instituto Nacional del Cáncer (Incan) que fue cercenado del presupuesto, estos se encuentran con dificultades en el acceso a medicamentos y tratamientos claves que los mantienen con vida.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Cansados del manoseo de una situación delicada por parte del Gobierno y, cansados de ver como sus vidas se apagan en algunos casos de forma acelerada, ellos salieron a realizar la medida de presión para ver si de una vez por todas, vuelven a ser tenidos en cuenta con el aferro a la vida que demuestran.

Falta de medicamentos

Los enfermos que salieron en la mañana del miércoles, lamentan que prácticamente no existen medicamentos especializados para cada uno de ellos. Esto consideran una grave desidia de las autoridades que deberían de garantizar el permanente acceso de los remedios para no llegar a situaciones que sus respectivas condiciones obligan y muchas veces de formas no tan lícitas como traer medicamentos del extranjero, muchas veces hasta de contrabando, cosa que no debía nunca ocurrir si existía un mejor trato para ellos.

Una lista de 22 fármacos que necesariamente muchos de ellos necesitan no están disponibles actualmente, sin que se noten soluciones a sus pedidos.

La situación es inhumana y culpan directamente a las autoridades del Gobierno, quienes en sus manos siempre tuvieron la posibilidad de garantizar la salud de los mismos y no han sido atendidos.

Con el recorte de presupuesto destinado a estos pacientes, la vida de estos corre grave peligro, ellos quieren vivir y esto tuvo que ser tenido en cuenta antes de recortar gravemente el presupuesto y luego estar pensando en excusas que para una buena parte de ellos ya no será útil más adelante por culpa de la desidia.