Surgen varias hipótesis sobre el niño presuntamente agredido

El estudiante que sufrió un fuerte golpe en la cabeza y quedó en coma inducido debido a la gravedad de la lesión. Algunas hipótesis refieren que se trataría de una agresión, mientras que otros sostienen que se trató de un accidente durante un partido de fútbol. El ministro de Educación, Luís Ramírez, dijo que están trabajando ya en el colegio. El titular de la Asociación de Padres también explicó que observó en el video de seguridad del colegio, vio un juego de fútbol y un choque entre alumnos.

“Nosotros nos pusimos a trabajar con la intervención de la supervisión y de la directora de Protección de Derechos de la Niñez, la señora Sonia Escauriza. Estamos haciendo toda la línea de investigación que significa ir al colegio, recabar los datos hablando con las autoridades, los responsables, con los distintos estamentos; también nos apersonamos al sanatorio y hablamos con la familia del chico. Estamos cubriendo todo el circuito para poder entender qué pasó”, indicó el ministro de Educcación y Ciencia Ramírez.

La versión de la comisión de padres

Nery Velilla, presidente de la Asociación de Padres del colegio, donde se produjo la presunta agresión a un niño de 12 años, quien se encuentra en coma inducido en un centro asistencial, relató que estuvo observando los video de seguridad que están en el colegio y aseguró que “vi chicos jugando fútbol y un choque, no puedo decir que fue casual, yo no vi que le patearon en la cabeza, no era una conducta premeditada».

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

“Cuando tomamos conocimiento del hecho pedimos que avisen al Ministerio. Ojalá no sea bullying, pero por lo que vi no es así. Vamos a hacer el seguimiento”, dijo Velilla al tiempo de agregar que “primero adentrarnos un poco en la situación, ver y aclarar lo que pasó, yo vi rápido y fue un hecho casual, pero hay que mirar bien las imágenes y activar protocolos de seguridad en los recreos”.

Relato que fue auxiliado y que no presentaba signos de alarma “hasta ahora no hablé con los padres solo tengo el informe del colegio, del licenciado que lo atendió, de los profesores. Dijeron que el chico estaba consciente y que le llevaron a enfermería y que no tenía signos de alarma”.

La versión del abogado de la familia

Esta afirmación contrasta notablemente con lo manifestado por el abogado de la familia del niños presuntamente agredido, que dijeron que una hora y media después de lo sucedido fue auxiliado y que el chico sangraba y se desvaneció por lo que fue trasladado a un centro asistencial, donde fue operado y los médicos la mantienen en como inducido.

Por otro lado, Ramón Bordón, delegado de padres del grado del niño internado se quejó de que “hoy le llevé a mi hijo, hay clases normales. Vi que llegó la gente de la Fiscalía, Policía y el MEC. Es un constante reclamo de los padres que el colegio se pronuncie y no hay ningún pronunciamiento».