Argentina insiste en licitar la operación de la hidrovía

El Gobierno de Javier Milei llamará a una amplia licitación internacional para concesionar el dragado y balizamiento de la Hidrovía del Paraná. La clave está en la salida de buques de carga hacia el Atlántico con 80% de exportaciones argentinas.

El Gobierno del presidente de Argentina, Javier Milei, planea volver a licitar la concesión para la operación de la hidrovía que conforman los ríos Paraná y Paraguay, clave para la salida de buques de carga hacia el Atlántico.

«Es el objetivo es volver a licitar el servicio, tener una concesión», confirmó este miércoles el jefe de Gabinete de ministros de Argentina, Nicolás Posse, al brindar un informe de gestión en el Senado.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

El control y la administración de la hidrovía retornó en septiembre de 2021 al Estado argentino tras haber estado durante 25 años en manos de un consorcio privado integrado por la firma belga Jan de Nul y la argentina Emepa.

La hidrovía es una ruta fluvial de 1.635 kilómetros que integra los ríos Paraná, Paraná de las Palmas, y el Río de la Plata, constituyendo el cauce de salida al Atlántico del 80 % de las exportaciones argentinas, principalmente granos y derivados.

Por ese sistema se transportan cargas provenientes no solo de Argentina sino también de Brasil, Bolivia y Paraguay.

Anunció licitación internacional

El pasado 2 de mayo el Gobierno argentino ya había anunciado su intención de llevar a cabo una licitación internacional sobre la hidrovia Paraná. El secretario de Concesiones del ministerio de Infraestructura de Argentina, Mariano Mirotti, ratificó que el Gobierno de Javier Milei llamará a una amplia licitación internacional para concesionar el dragado y balizamiento de la Hidrovía del Paraná, aunque aclaró que no está definido en qué condiciones incluirá el tramo para navegación de buques de Santa Fe a Timbúes, o si dividirá el tramo para barcazas desde la capital provincial hacia el norte.

Mirotti respondió que “fundamentalmente lo mismo que en el resto de la infraestructura económica en la Argentina: nosotros vamos a recurrir al sector privado para que adelanten las inversiones en esquemas contractuales concesionales”.

“Es la decisión que el gobierno nacional ha tomado inclusive antes de asumir, de que iba a avanzar por este camino. Y la vía navegable troncal va a ser parte de esta filosofía de cómo llevar adelante esta infraestructura”, agregó.

También dijo que han armado los equipos de trabajo conjuntamente con la Jefatura de Gabinete y la secretaría de Transporte.

“A la vez, estamos en conversaciones con los actores del sector, de manera tal de poder responder con el proyecto que definitivamente asumamos para la contratación y el llamado a licitación, que de alguna manera responda a las necesidades de los productores y los exportadores argentinos”, sostuvo el funcionario, en referencia a contactos con la Bolsa de Comercio de Rosario y los puertos privados del sur santafesino, así como con funcionarios de la provincia.

LEA TAMBIÉN: La hidrovía: Una crisis más natural que política