Partidos políticos tienen subsidio extra vía TSJE para sus internas

Ya es normal que los partidos políticos en Paraguay tengan subsidio del Estado extraordinario, vía Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), para sus elecciones internas. El Código Electoral establece dos vías de financiamiento a las agrupaciones políticas: 1) aporte estatal, que significa desembolso anual del Ministerio de Hacienda para ellos y, 2) subsidio electoral, que significa reembolso de gastos de elecciones según cargos y votos.

Sin embargo, se hizo costumbre también el apoyo logístico del (TSJE) desde hace muchos años a las agrupaciones políticas para sus comicios internos, como ser la prestación de urnas electrónicas, la distribución de materiales y la asistencia en el conteo rápido o lo que oficialmente se llama «Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP). Todo esto tiene su costo, pero el TSJE no cobra a los partidos por estos servicios. En la práctica, resultan como un subsidio simulado a favor de los partidos.

Para muestra vale un ejemplo: el Partido Colorado previó un presupuesto para sus internas de 4.440 millones de guaraníes. Aparte de gastar este monto, este partido también tiene la ayuda estatal, vía TSJE. Lo mismo, ocurre con las demás agrupaciones políticas. Todos tienen la tercera forma simulada de subsidio estatal.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

El TSJE proporciona a los partidos el soporte técnico para la implementación del voto electrónico, acompaña y fiscaliza el desarrollo de los procesos electorales desde la convocatoria, la organización y dirección de los procedimientos electorales. El juzgamiento y proclamación de resultados corresponden a los tribunales electorales partidarios.

Ahora las internas presentan desafíos relacionados con la aplicación del sistema de listas desbloqueadas o voto preferencial en una lista de candidaturas para los comicios generales, así como la implementación de las leyes de financiamiento político. Ahora el TSJE provee inclusive manuales a los partidos sobre cómo debe rendir cuentas después de las elecciones. En síntesis, los partidos llevan millonaria suma de subsidio extra o simulada por parte del Estado.