En asalto tipo comando roban máquinas de criptomonedas, pero no hay denuncia

Imágenes del circuito cerrado donde se observa a los delincuentes desarmando las máquinas de criptomonedas.

Un llamativo asalto se produjo en el barrio San Miguel de Minga Guazú, donde un grupo de hombres encapuchados y fuertemente armados ingresaron a un local y roban más de 100 máquinas procesadoras de criptomonedas. El hecho no se denunció.

En diálogo con el comisario René Osorio, jefe de la comisaría 8va de Minga Guazú, se supo que “el domingo en horas de la noche ingresaron al lugar un automóvil de la marca Toyota modelo Premio color gris y un camión pequeño. En el local, un joven identificado como Isidro Bogado Ozuna, de 21 años, estaba como sereno porque ese día no había, como era habitual, guardias privados y le solicitaron a él que quedara como cuidador”.

El jefe policial siguió su relato: “El muchacho se asustó y se escondió cuando vio que ingresaron los vehículos al lugar. Nos dijo que se llevaron alrededor de 150 máquinas que estaban en el lugar y las cargaron en el camión. Los presuntos delincuentes también se llevaron una motocicleta”.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Hallaron limpio en el local

“Nosotros volvimos el lunes y volvimos a hablar con el joven, pero ya no quiso hablar. Como dijeron que eran máquinas de criptomonedas, al día siguiente (por el martes) nos presentamos de nuevo en el lugar, un gran tinglado, con personal de la ANDE para realizar las verificaciones y nos encontramos con el local totalmente vacío y el encargado era otra persona, el joven Bogado Ozuna ya no estaba”, afirmó el comisario Osorio.

El local presumiblemente pertenecía a un ciudadano oriental, según explicó el uniformado por trascendidos de los lugareños.

Para finalizar, destacó que “según lo que pudimos saber, el dueño ya recuperó todas las máquinas porque tenían instalados sistemas de GPS. Lastimosamente, nosotros no pudimos hacer nada, ya que no hay denuncia de ningún hecho. El muchacho solo hizo una declaración verbal porque estaba asustado y luego ya no quiso hablar con las autoridades”.

Teniendo en cuenta que en el lugar habría estado operando una granja de criptomonedas de forma ilegal, difícilmente alguien asuma la responsabilidad por los equipos robados. Igualmente, se dio participación a la Fiscalía.

LEA TAMBIÉN: Ande retira equipos de criptomonedas valuados en USD 1.500.000