La gente ya no piensa parar el país. Dejó de trabajar y perdió dinero por el censo fallido

Industriales, empresarios y familias ya no piensan parar un día de actividad económica para el censo, considerando los malos resultados. La Unión Industrial Paraguaya (UIP), La Federación de Mipymes y muchas familias repudiaron el hecho de que el censo no haya llegado a todos y la mala calidad de los cuestionarios. El gobierno del presidente, Mario Abdo Benítez, perdió la oportunidad que tenía para hacer un censo completo y de calidad con el alto acatamiento de la población.

El Instituto Nacional de Estadísticas(INE) implementa su plan de recuperación del censo desde este jueves, 10 de noviembre. Sin embargo, mucha gente objeta uno de los métodos, que prevé el uso de un formulario de Google, que no ofrece ninguna seguridad. No obstante, propone variedad de mecanismos, como la visita personal o por teléfonos. El INE dice en su informe que llegó a cubrir el 84,2% en áreas urbanas, pero aún arrecian las críticas.

UIP repudia

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

«Nosotros desde la Unión Industrial Paraguay dimos todo nuestro apoyo para que la jornada del miércoles 9 de noviembre sea exitosa. Apoyamos la difusión del censo, pero cuando vimos los resultados nos generaron mucha frustración», dijo Enrique Duarte, de la, UIP. «Es frustrante porque la industria paró, eso significó cerca de 150.000 millones de dólares de pérdida», agregó Duarte

«Este es el momento en que tenemos que ser proactivos. Hay tanta necesidad de información que se tenia que recaudar como el tema de la salud, la bancarización, trabajo; una lástima. El cuestionario era desactualizado», agregó.

Crítica de empresarios

Luis Tavella, presidente de la Federación de Mipymes, dijo que está de acuerdo con apoyar que el censo concluya, pero «no podemos permitir que el país vuelva a parar. Eso no», afirmó. En el censo del miércoles último, «no hubo preguntas económicas que sirvieron, se hicieron preguntas básicas», indicó, coincidiendo con la UIP.

«Se perdió la oportunidad para saber un montón de datos sobre la realidad del sector Mipymes y sobre la alta informalidad que nosotros tenemos. Las preguntas del cuestionario son obsoletas. Yo recuerdo el censo de hace 10 años y las preguntas son las mismas. Te preguntan si tenés electrodomésticos y en un centro urbano, en Asunción, deberían preguntar cuántos electrodomésticos tenés, no si tenés electrodomésticos. No hay ninguna pregunta que te sirva económicamente. No se pregunta si estás bancarizado, si alguna vez sacaste un crédito, si sos socio de alguna cooperativa», manifestó.

«El censo produjo una tristeza, porque por un lado cerraste un día, el país cerró un día, a un costo altísimo, cuando el país no está en condiciones de cerrar. Por otro lado, aparte de que dejaste de vender, lo mismo tuviste que pagar el jornal, por ese lado es de terror», expresó. Por último, dijo que lo más triste todavía es que hay que pagar el préstamos de 43 millones de dólares.

La gente por las redes

También, por las redes sociales mucha gente repudio el fracaso del censo. Lo que más molestó a la gente es que dejó de trabajar un día y no hubo buen resultado, e inclusive, la gente esperó hasta el cierre de la jornada y los censistas no llegaron. Hasta hubo denuncias de que los censistas llenaron los cuestionarios sin hacer las visitas. En otro caso, se denunció que los censistas pegaron el afiche de «censado» por el portón de una casa, pero nunca hicieron el censo.

INE admite deserción.

El Instituto Nacional de Estadísticas(INE) admitió el error de organización del censo. El director de la institución, Iván Ojeda, dijo que muchos censistas desertaron y que por eso mucha gente quedó sin ser censado. Uno de los factores que influyó es que los jóvenes no aceptaron los 100.000 guaraníes de viático. Se convocó a los militares para ayudar, pero no fue suficiente, informó. Dijo que se pudo alcanzar el 73% de cobertura en Asunción y que el censo va continuar hasta llegar a todos.

Senado pide informe

Sin embargo, el Senado aprobó en la tarde de este jueves un pedido de informe al Instituto Nacional de Estadísticas para que diga lo que pasó en el censo del 9 de octubre y explique por qué no llegó a todos, como estaba previsto.

El senador, Sixto Pereira, dijo que el censo fue «una joda total» y que se debe investigar quién quedó con el préstamo que el pueblo debe volver a pagar.

El senador, Enrique Salyn Buzarquis señaló que el censo fue una gran estafa y plata je’u (tragada de dinero).

El senador, Lucas Aquino, dijo que se privilegió a operadores políticos como censistas y se dejó de lado a personas preparadas que no pertenecían a los partidos.