Sistema educativo a la deriva mantiene a Paraguay en el subdesarrollo

El crimen de la directora del Colegio San Gervasio, en Guairá, desnuda una vez más que el sistema educativo paraguayo funciona a la deriva. Hoy, la viceministra de Educación Básica del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Alcira Sosa, entró en sincericidio: había sido que estaba presupuestado, aunque sea poco, cien sicólogos más este año; pero por problemas burocráticos no se ejecuta.

Se confirma una vez más lo que dijo el ministro del MEC, Nicolás Zárate: en el Paraguay se prioriza cualquier cosa, menos la educación. La viceministra Sosa dijo hoy que se necesitan 1.500 sicólogos, pero actualmente hay 520 había informado antes el MEC. Ahora resulta que había sido había presupuesto para 100 más y el MEC tira al fardo a la Secretaría de la Función Pública.

La viceministra Sosa informó que están pidiendo a esta Secretaría para que agilicen los trámites para la contratación de 100 sicólogos más. Ya estamos a mitad de año. Y para rematar, agregó que aún se deben hacer los concursos para las designaciones.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

La viceministra fue entrevistada por la Radio 970 AM, donde se explayó explicando la situación descripta precedentemente. Aunque la situación de violencia en las escuelas, como en otras áreas del país, es una realidad, ahora el MEC está más preocupado de la misma y busca mejorar la implementación de su programa de salud mental. Pese a este anuncio, el MEC no abarca todas las necesidades.

Esta nueva realidad, la violencia en las escuelas, parece tapar la otra: la carencia de infraestructura básica para los alumnos, la merienda escolar que prácticamente no existe y, si existen fondos para ello se desvían para otro lado y la escaces de programas para la investigación científica.

Alrededor de 6.000 escuelas no se podrán arreglar este año por falta de dinero. Con o sin ayuda internacional, este caso ya está confirmado. Entonces, la educación sigue a la deriva en el país.