Hinchas de Libertad viven odisea en estadio y ruta en Uruguay

Un grupo de fanáticos seguidores de Libertad vivieron una noche y madrugada de terror en el Uruguay. Al regresar desde Montevideo hacia Asunción, los hinchas paraguayos que viajaban por vía terrestre, fueron emboscados con disparos intimidatorios, detenidos, atacados, maltratados y asaltados por un grupo de inadaptados que portaban camisetas del club Peñarol.

Varias maletas fueron incautadas por los malvivientes que despojaron de las más valiosas pertenencias a los aficionados paraguayos que vivieron un mal momento, si bien felizmente no fueron agredidos y pudieron regresar tras denunciar el hecho a las autoridades.

El lamentable episodio se produjo a la altura de Paisandú, poco antes de cruzar la frontera con la Argentina.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

La pesadilla de los hinchas comenzó en el Parque Central

Las vicisitudes de los albinegros comenzaron ya en el estadio Parque Central, donde más allá de cargar con el disgusto de un pobre rendimiento y derrota del equipo, pasaron insólitas incomodidades, fruto de la pésima ubicación que se le destinó a la hinchada gumarela en un extremo del sector norte, con tablas negras separadoras de publico de hinchas de diferentes equipos, que obstruían severamente la visual.

El presidente de Libertad, doctor Rubén Di Tore solicitó reubicación a los dirigentes charrúas que ya empezado el partido destinaron otro sitio. Pero los aficionados afectados decidieron no mudarse ya, apelando al viejo concepto “mejor viejo mal conocido que nuevo por conocer”.

Nacional publicó disculpas en redes por todo lo acontecido.