Preocupa la bajante extrema del río Paraguay

La baja extrema del río Paraguay, que todos los días registra una baja de entre 2 a 3 centímetros (cm), preocupa a los expertos de la Dirección de Meteorología e Hidrología, quienes apuntan que al no ser temporada de lluvias, las condiciones se recrudecerán y el río podría marcar cifras negativas récords, al menos hasta finales del mes de agosto.

Los pronósticos no expresan ningún aliento, si bien la próxima semana se espera que las lluvias sean una constante, no creen que las mismas puedan llegar a niveles que ayuden a nuestro principal cauce hídrico a mejorar los niveles actuales a lo largo de su extensión que comienza en el Pantanal de Brasil y cruza por nuestro territorio hasta su unión con el río Paraná.

El pasado 6 de octubre de 2021, fue la fecha donde se registró el mayor récord histórico hasta ese momento, en donde las aguas decayeron hasta -075cm. Esto se podría repetir y con números menores en las diferentes reglas de los principales puertos porque de octubre de 2023 a abril de este año, no se produjeron las lluvias necesarias para alimentar la zona del Pantanal, donde justamente nace el rio.

Unite al canal de La Tribuna en Whatsapp

Entre otros factores, se encuentran la propia temporada invernal, donde típicamente no se dan las lluvias, tal vez se de un respiro en agosto con las tormentas que se dan desde ese mes, pero lo que preocupa a los expertos es la falta de caída de agua y las repetidos descensos históricos que veníamos teniendo.

La bajante extrema ya preocupa a expertos

En entrevista con el canal 4 de Asunción, el director de Hidrología, Jorge Sánchez, vaticinó por medio de datos que utilizan, que desde setiembre u octubre, se estarían balanceando las precipitaciones, haciendo que repunten más lo niveles, que a esa época estarán muy golpeados. Para ello se necesita que las lluvias se concentren en puntos claves donde el río se recarga.

Sin embargo, teniendo en cuenta los modelos actuales y comportamientos dados hasta el momento. Sánchez adelantó que en Octubre se podría dar una nueva bajante histórica, lo que complicaría más el ya decaído nivel de nuestro principal cauce hídrico.